Cómo podría ocurrir una recesión en el 2020

Los gobiernos podrían ser menos efectivos para responder al desplome

The New York Times
sábado, 17 agosto 2019 | 15:59
|

Estas tres cosas son ciertas:  Casi con toda certeza, Estados Unidos no está en recesión en este momento. También podría evitar una en el futuro cercano.  Sin embargo, las posibilidades de que el país caiga en una recesión se han incrementado considerablemente en las dos últimas semanas.
Ése es el mensaje inconfundible que están enviando los inversionistas globales del mercado accionario.  Los intereses a un plazo más largo se han desplomado desde finales de julio --- un cambio que históricamente tiende a pronosticar un crecimiento más lento, la reducción de la tasa de interés por la Reserva Federal, y un creciente riesgo de que la economía caiga directamente en una contracción.
Eso está sucediendo en una economía que, de acuerdo a la mayoría de los indicadores es sólida.
La economía de Estados Unidos está creciendo en un 2 por ciento y sigue generando empleos a un ritmo saludable.
No hay señales de que haya las enormes y obvias burbujas que provocaron las dos últimas recesiones, el equivalente a la crisis accionaria en el 2000 y al de la vivienda en el 2007.
Entonces, si hubiera una recesión en el 2020 --- si las pesimistas señales de los mercados financieros resultan ciertas  --- ¿cómo podría suceder?
Existen muchas pistas en los detalles de los recientes reportes económicos, en los mercados y en la historia reciente de las recesiones y casi recesiones:  la guerra comercial intermitente del presidente Trump con China y otros países ha inyectado incertidumbre en la toma de decisiones de los negocios, la inversión corporativa se está suavizando a pesar del gran recorte de impuestos que según Trump la podría impulsar, la habilidad de los bancos centrales que está en el límite para estimular el crecimiento, los gobiernos podrían ser menos efectivos para responder al desplome.