Economía

Colapso económico podría tener un gran impacto en nuevas generaciones

Ingresar a la vida laboral durante una crisis económica puede significar una desventaja duradera, según estudio

Associated Press

The New York Times

martes, 19 mayo 2020 | 11:37

Nueva York.- Para los adultos jóvenes que ingresan al mercado laboral, o al comienzo de su vida laboral, este es un momento particularmente ansioso.

Una gran cantidad de investigaciones, junto con la experiencia de aquellos que alcanzaron la mayoría de edad en la última recesión, muestra que comenzar una carrera durante una crisis económica puede significar una desventaja duradera. Los salarios, las oportunidades y la confianza en el lugar de trabajo pueden nunca recuperarse por completo.

Jesse Rothstein, de la Universidad de California, Berkeley, siguió a los graduados universitarios que ingresaron al mercado laboral después de la crisis financiera de 2008. Para 2018, aquellos que obtuvieron empleos en 2010 y 2011 tenían una tasa de empleo más baja que las personas de la misma edad que se graduaron antes de la recesión, y los que trabajaban ganaron menos.

Los estudiantes universitarios que se graduaron en una recesión hace 40 años experimentaron problemas similares. Y los jóvenes sin título universitario están en una desventaja aún mayor.

Comenzar a trabajar en una recesión significa obtener trabajos que encajan peor. Una vez que la economía se recupera, significa competir con personas que tienen más experiencia. Además, dijo Lisa B. Kahn, profesora de economía de la Universidad de Rochester, esos trabajadores parecen más reacios al riesgo.

"Las personas que se gradúan en una recesión no cambian de trabajo tan a menudo como las personas que se gradúan en auges", señaló. Y esos cambios de trabajo son una de las mejores formas de obtener un aumento.

Para algunos trabajadores más jóvenes, este es el segundo golpe en apenas una década. Un análisis realizado por el McKinsey Global Institute señaló que la generación que ingresó por primera vez al mercado laboral después de la Gran Recesión ahora está atravesando su segunda recesión "única en la vida".

La pregunta es qué tipo de cicatrices dejará esto en los corazones, mentes y bolsillos de las personas más jóvenes.

Y, por supuesto, es probable que a los trabajadores jóvenes sin título universitario les vaya aún peor. Las recesiones, en general, amplían la desigualdad. Los grupos más desfavorecidos, las minorías, los jóvenes, los que tienen menos educación, son los más afectados.