Economía

Coincide la IP con previsión de empobrecimiento

Más de 16 millones de mexicanos podrían llegar a la pobreza extrema a causa de la desaceleración económica generada por la contingencia del Covid-19

El Diario

Manuel Quezada
El Diario

domingo, 24 mayo 2020 | 17:37

Chihuahua, Chih.- Los presidentes del CCE e Índex-Chihuahua, Francisco Santini y Luis Carlos Ramírez, respectivamente, coincidieron ayer con las proyecciones de BBVA Research de que más de 16 millones de mexicanos podrían llegar a la pobreza a causa de la desaceleración económica generada por la contingencia del Covid-19. 

Entrevistados por separado, coincidieron en señalar que el desempleo y la falta de ingresos podría generar una fuerte presión social en el país.

A su vez, el líder del sectormaquilador y manufacturero de exportación consideró que necesario revisar la política social del gobierno federal, la cual privilegia el subsidio y entrega de dinero a los sectores vulnerables.

Dijo que el escenario hace poco probable que la gente pueda mantener su nivel de ingreso con tanto cambio que se está dando, sea por el desempleo y la desaceleración económica.

Observó que mientras más se retarde la reactivación económica, podrían sumarse más y más personas al nivel de la pobreza. 

Luis Carlos Ramírez expuso que aún sin la pandemia, el gobierno federal debió cambiar su política social y ahora con mayor razón. 

Subrayó que repartiendo dinero, no se va a terminar la pobreza y si bien con el apoyo no tendría hambre la gente hoy, no le resuelve sus problemas, la vida y sigue con su problema de origen.

Es difícil que la gente subsista todos los días sin esa ayuda, no se le enseña a la gente a pescar ni propone cómo dejar sembrado el pescado. 

A su vez, el presidente del CCE, Francisco Santini dijo que antes de la pandemia estaban en riesgo de caer en la pobreza y con esta falta de ingresos, los escasos o pocos recursos, mucha gente van a caer en eso.

Finalmente subrayó que se requiere apurar la reactivación económica de manera cuidadosa para asegurar la productividad sin propiciar un rebrote de contagios de coronavirus.