Economía

Busca Tatung le regresen electricidad sustraída

Se apoya en organismos empresariales para que CFE reconsidere su expropiación

Internet / Manuel Bartlett Díaz (izquierda), director general de la Comisión Federal de Electricidad

Iris González
El Diario

viernes, 20 noviembre 2020 | 06:00

Debido a las afectaciones que enfrenta por problemas de carga de energía, Tatung México S.A de C.V. buscará a través de Index, la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) y la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), el apoyo para investigar si existen otros socios que enfrenten el mismo problema con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en relación a la adjudicación injusta de KVAs.

Pedro Padilla, director de Desarrollo de Negocios de la firma taiwanesa en Juárez, mencionó que aunque el caso ya se encuentra en los juzgados, hay un retraso generado por la pandemia de la Covid-19, y mientras tanto, las afectaciones para la compañía son cuantiosas.

Comentó que presumiblemente, es para la CFE una forma de adjudicarse energía sin intervención alguna, ya que en 2013, cuando se adquirió el edificio ubicado en la calle Miguel Catalán 420, la empresa Vidriocar, que les vendió las instalaciones, incluyó 8 mil 023 KVAs de carga registrados en la escritura pública de compra correspondiente.

Vidriocar, bajo el procedimiento de cesión, generó el trámite administrativo ante la CFE, para otorgar los derechos de la demanda eléctrica, de la que ahora, sin ningún argumento legal, la dependencia federal alega le pertenece, según explicó.

“En su momento fue el requerimiento de Tatung para poder albergar proyectos a futuro”,

aseguró Padilla.

Recordó que durante la administración de Donald Trump y su guerra arancelaria contra varios países, entre ellos México, se perdieron dos proyectos con los que se pretendía usar la carga de energía que ahora alega la CFE ya no cuentan con ella.

Aunque los planes de crecimiento se pospusieron, insistió que Tatung pagó a Vidriocar por ese activo de carga y la CFE sólo fungió como facilitador de la transacción.

Detalló que del total de 8 mil 023 KVAs, son 6 mil 889 los que la CFE les esta negando la propiedad, de tal modo que la maquila sólo dispone de mil 134 del total comprado y pagado en su momento.

“Esa carga es muy importante para nosotros por proyectos futuros y fue la razón de pagar un precio negociado, para que esos más de 8 mil KVAs fueran parte de la compra del edificio”, resaltó.

El caso se llevó ante el Tribunal Superior de Justicia en el Estado, donde se pide a la paraestatal la restitución de los 6 mil 889 KVAs.

De nueva cuenta El Diario buscó la versión de la CFE, pero al cierre de edición no hubo respuesta.  

igonzalez@redaccion.diario.com.mx