Economía

Brote de Covid pone en jaque a planta de Ram en Michigan

Comienza a afectar la producción de automóviles

Associated Press

Associated Press

viernes, 16 abril 2021 | 15:35

El brote de COVID-19 en Michigan está empezando a afectar la producción de automóviles, y una importante planta de camionetas Ram ha reducido su producción debido al elevado número de trabajadores ausentes.

Alrededor del 10% de los obreros de la planta de montaje de Stellantis (antes Fiat Chrysler) en Sterling Heights, al norte de Detroit, han dado positivo o está en cuarentena, según dijo el viernes una persona que ha sido informada de la situación. Esto equivale a unos 600 trabajadores, precisó la persona, quien pidió no ser identificada porque ni la empresa ni el sindicato United Auto Workers están dando detalles.

La planta de 400.000 metros cuadrados (5 millones de pies cuadrados) tiene unos 7.450 trabajadores en contratos por hora, pero no todos están en las líneas de montaje. Para tratar de frenar el déficit, la empresa ha recurrido a los trabajadores de una fábrica de camionetas en la cercana Warren, Michigan, que se ha visto obligada a cerrar por la escasez mundial de semiconductores.

Pero debido a que esos trabajadores tienen que ser entrenados para construir las nuevas camionetas Ram, la línea de montaje se está moviendo más lentamente de lo normal, dijo la persona, que dijo no saber cuánta producción se había perdido.

Desde hace semanas, Michigan registra el promedio semanal de casos de coronavirus más alto del país, con 538 por cada 100.000 residentes, según datos del gobierno federal.

El sindicato UAW confirmó que los casos van en aumento en Sterling Heights. Muchos de los trabajadores ausentes no han dado positivo, pero están a la espera de las pruebas o se han aislado debido a que estuvieron en contacto con otras personas que tienen el virus, dijo el sindicato.

“Aunque las cifras cambian según el turno, podemos decir que hay un aumento reciente de casos, como ocurre en todo Michigan”, dijo en un comunicado la vicepresidenta de UAW para Stellantis, Cindy Estrada.

Instó a los trabajadores a ser precavidos para “mantener la seguridad de las plantas y de nuestros miembros de UAW y sus familias”.

Stellantis tampoco quiso dar cifras, pero confirmó que ha tenido empleados que han dado positivo en las pruebas del coronavirus.

La empresa afirmó en un comunicado que ha estado tomando medidas para mantener a los trabajadores de la fábrica a salvo e instándoles a vacunarse.

“Seguimos siendo agresivos en el seguimiento de las directrices recomendadas para el rastreo de contactos”, dice el comunicado. “También seguimos alentando firmemente a nuestros empleados a seguir las mismas medidas de salud y seguridad siempre que estén fuera de casa”.

La camioneta Ram, el tercer vehículo más popular en Estados Unidos, es una importante fuente de ingresos para Stellantis. La empresa vendió 563.000 de estas camionetas y camiones el año pasado.

Los rivales de Stellantis, Ford y General Motors, han dicho que no han perdido producción en las últimas semanas por causa del COVID-19.

La desaceleración de la producción en Sterling Heights fue reportada en primera instancia el viernes por Bloomberg News.