Economía

Bermúdez y Fuentes, entre mayores renteros a maquiladoras

Cada maquiladora paga desde uno hasta 20 millones de pesos o más anuales en el pago de esos edificios

Berenice Gaytán / Miguel Vargas
El Diario de Juárez

martes, 14 septiembre 2021 | 10:01

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | Uno de las construcciones que se convertirá en nave industrial El Diario de Juárez Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | El precio promedio de renta de las naves industriales en esta frontera es de 5 dólares el pie cuadrado por año

Al menos 15 desarrolladores industriales, entre ellos los grupos Bermúdez y Fuentes, que son de los más prominentes, ‘mueven’ la renta y venta de terrenos y naves industriales en la ciudad. 

Además están las conocidas fibras: BTS Development, Fibra Macquarie, Upsite, Nova, FINSA, Terrafina y FUNO, que llegaron recientemente a la ciudad atraídas precisamente por el “boom” maquilador y el “jugoso” auge inmobiliario.

De acuerdo con firmas inmobiliarias, algunas de estas fibras llegaron y arrasaron con portafolios completos de desarrolladoras locales, los cuales ahora son operados por ellos. Sus propiedades se concentran en el suroriente. 

Otras de las empresas que ya estaban y que acaparan gran parte de las naves y terrenos son Intermex, Vesta, American Industries, Grupo Axial, Roca Desarrollos e IGS. 

El grupo Bermúdez, encabezado por la familia juarense del mismo nombre, es el más antiguo y uno de los más extensos en naves y terrenos industriales, con cinco parques industriales por diversos sectores de la ciudad y reserva territorial al suroriente, además de Los Fuentes, que también pertenece a otra de las familias fuertes de la ciudad.

Datos de la Tesorería municipal y del Registro Público de la Propiedad muestran como poseedores de suelos y edificios industriales a Ana Margarita Bermúdez Espinoza, Dora Olivia Bermúdez Espinoza y su esposo Guillermo Ochoa González; Lucía Isabel Bermúdez Espinoza y Sergio Ricardo Bermúdez Espinoza.

Según los registros de inscripción, también aparecen César Verdes Sánchez, Alicia Quevedo Reyes de Verdes, César Antonio Verdes Quevedo y Claudia Lorenza Verdes Quevedo.

Otros propietarios de 68 predios industriales de alquiler son Eduardo y Valentín Varela Soltero, así como Eduardo Fuentes Varela, dueños del Complejo Industrial Fuentes, según datos obtenidos en el Registro Público de la Propiedad.

La Promotora de la Industria Chihuahuense, una descentralizada del Gobierno estatal, ofrece también terrenos en alquiler a industriales. Esto en los parques Aeropuerto, San Gerónimo I y II, así como en terrenos de El Cantón, donde posee 118 hectáreas, y sobre Juan Pablo II con 34 hectáreas más, dicen datos de la Tesorería municipal. Además oferta predios de grandes extensiones en Chihuahua, Delicias y Cuauhtémoc, según información de su página en Internet.

Estas familias juarenses, de acuerdo con los mismos datos municipales, constituyeron varias empresas y métodos de financiamiento, incluso con Bank of New York Mellon, para operar sus propiedades, incluida su expansión al noroeste (Santa Teresa), pero principalmente al sur de la ciudad, donde se asienta el 54 por ciento de las 326 plantas que existen en la ciudad, según el conteo del Inegi. 

Rentas millonarias

De acuerdo con cálculos hechos por El Diario basados en los más recientes precios de mercado dados a conocer por inmobiliarias industriales locales, en la ciudad las empresas maquiladoras invierten mínimo 300 millones de pesos al año en la renta de sus edificios.

En general son alrededor del 80 por ciento las compañías que arrendan sus naves, que equivalen a unas 260, según el último reporte del Inegi que contabilizó 326 plantas maquiladoras en Juárez.

Cada compañía paga desde un millón de pesos hasta 20 millones o más al año en la renta de esos edificios, que van desde los mil metros cuadrados hasta los 20 mil, de acuerdo con cálculos basados en recientes reportes inmobiliarios.

El último dato de la inmobiliaria industrial Colliers International indica que el precio promedio de renta de las naves industriales en esta frontera es de 5 dólares el pie cuadrado por año, por lo que tomando en cuenta ese costo y multiplicado por la dimensión del edificio más pequeño que es de alrededor de mil metros (10 mil 763 pies cuadrados), arroja un precio mínimo anual de renta de 53 mil 819.5 dólares anuales, equivalentes a un millón 76 mil 390 pesos a una cotización del dólar a 20.

Haciendo el mismo ejercicio pero con un edificio de los más grandes, de alrededor de 20 mil metros cuadrados, arroja un costo de renta anual de un millón 76 mil dólares, que son 21 millones 527 mil 821 pesos.

Con ese costo mínimo de renta anual del millón de pesos y multiplicado por los aproximadamente 260 edificios que son arrendados, muestra un estimado mínimo de 279 millones 861 mil 400 pesos. 

En Ciudad Juárez hay 326 plantas maquiladoras, según el último dato del Inegi, sin embargo los edificios son de diversas dimensiones, los más recientes construidos y en proceso tipo clase A, que son por encima de los 10 mil metros cuadrados. 

El 80 por ciento de las naves industriales en la ciudad son arrendadas por las compañías, mientras que el resto son propiedad de las empresas.  

Polémica historia

Desde 1970, cuando esta ciudad estaba compactada en lo que ahora es el sector poniente, se inició la ejecución de planes oficiales de expansión hacia el oriente y sur de la ciudad, en terrenos particulares que ahora en su mayoría son industriales.

Las alteraciones en el crecimiento urbano tuvieron su esencia en la visión de empresarios locales que sacaron provecho de esos terrenos inhóspitos y que 50 años después les siguen dando frutos con el crecimiento de la industria maquiladora que demanda arrendamientos en esta localidad para instalarse.

Se ha cuestionado que los acaparadores de cientos de hectáreas mezclaron la presunta corrupción política de los años 70 y 80, con los expresidentes Manuel Quevedo Reyes (1977-80) y José Reyes Estrada (1980-83), para atraer el crecimiento de la ciudad hacia sus predios.

Según el estudio “Historia del Lote Bravo” de la UACJ, la expansión vino en esos años desde la colonia Satélite pasando por predios agrícolas del Valle de Juárez y se extendió hacia el sur hasta los límites del aeropuerto, en terrenos que estaban en dominio particular del mismo alcalde Quevedo Reyes, y de los empresarios Jaime Bermúdez Cuarón y César Verdes Sánchez.

En la actualidad, y de acuerdo con datos del Registro Público de la Propiedad, es precisamente en esos predios donde se asentó el mayor número de empresas maquiladoras y continúa el auge de construcción y ocupación de naves. 

close
search