Baja S&P perspectiva crediticia de México

La calificadora S&P pasó de estable a negativa la perspectiva crediticia de México

Reforma
viernes, 01 marzo 2019 | 17:19
Reforma

Ciudad de México— La calificadora Standard & Poor's ajustó, de estable a negativa, la perspectiva de la calificación de la deuda soberana del País, ante la posibilidad de un menor crecimiento económico y riesgos potencialmente mayores.
De acuerdo con la agencia, eso indica un posible deterioro del perfil crediticio de México, que podría llevar a una baja de la calificación.
"La perspectiva negativa refleja nuestra opinión de que los potencialmente mayores pasivos contingentes y una menor previsión de crecimiento económico podrían erosionar el perfil financiero del soberano, de tal forma que esto podría llevarnos a bajar la calificación", indicó S&P.
Con la perspectiva negativa, detalló, la probabilidad de una baja en la calificación para el próximo año es de una en tres y refleja, además, los riesgos del reciente cambio en políticas públicas, que se han dirigido a reducir la participación de la iniciativa privada en el sector energético, así como afectaciones a la confianza de los inversionistas.
Analistas de S&P consideraron que el plan de rescate a Pemex podría ejercer presión en las finanzas del País, ya que estiman con alta probabilidad un respaldo extraordinario por parte del Gobierno para la empresa petrolera. 

"Con base en políticas anteriores y considerando eventos recientes (tales como una inyección de capital presupuestada en 2019), suponemos que el Gobierno continuará brindando respaldo financiero y de otro tipo a la petrolera mexicana.
"Así, continuamos considerando que existe una probabilidad 'casi cierta' de respaldo extraordinario del Gobierno", explicó la agencia.
Así, la combinación de un débil perfil financiero de Pemex y la necesidad de impulsar al sector energético, podrían incrementar el riesgo de mayores pasivos

contingentes para el soberano, afirmó.
Para S&P, la calificación actual es el resultado de un crecimiento económico moderado, el cual se ha visto determinado por políticas fiscales y monetarias más cautelosas en los útimos años.
La calificadora señaló que la nota crediticia del País para la deuda soberana en moneda extranjera de largo y corto plazo se mantienen en BBB+.