Economía

Avalan diputados tope a comisiones de Afores

Los legisladores iniciarán la discusión en lo particular, luego que las diferentes bancadas, incluida la de Morena, presentaron diversas reservas

Óscar Mireles/Reforma

Martha Martínez
Agencia Reforma

miércoles, 09 diciembre 2020 | 14:19

Ciudad de México.- Con 441 votos a favor, 13 en contra y seis abstenciones, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general la reforma que topa las comisiones que cobran las Afores.

Los legisladores iniciarán la discusión en lo particular, luego que las diferentes bancadas, incluida la de Morena, presentaron diversas reservas, algunas de ellas encaminadas a modificar la propuesta presidencial de tomar en consideración los parámetros de tres países para establecer el monto máximo de las comisiones.

La reforma establece que éstas se adecuarán al promedio de lo que se aplica en Estados Unidos, Chile y Colombia, de conformidad con los criterios que al efecto emita la Junta de Gobierno de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Además, señala que los ajustes a la baja que ocurran en estos países también serán aplicados en México, pero si estos son al alza, se mantendrá el promedio que al momento se estén aplicando.

El proyecto reduce las semanas de cotización que se requieren para gozar de las prestaciones de los seguros de cesantía en edad avanzada y vejez de mil 250 a mil.

Esta reducción será paulatina e iniciará a la entrada en vigor de la reforma con un requisito de 750 semanas, las cuales se irán incrementando hasta llegar a mil.

También establece que a partir de 2023, la aportación total a la cuenta individual de los trabajadores se incrementará de 6.5 más cuota social a 15 por ciento incluyendo la cuota.

En materia de las aportaciones que realizan los trabajadores, plantea que se mantendrán en sus términos y que la aportación patronal se elevará de 5.15 por ciento a 13.87 por ciento, en tanto que las correspondientes al Estado modificarán su composición para beneficiar a los trabajadores de menores ingresos.

El incremento patronal se realizará de manera grandual entre 2023 y 2030.

El diputado panista Rigoberto Mares dijo que su bancada está a favor de que las comisiones que cobran las Afores se reduzcan, pero recordó que diversos especialistas han coincidido en que un tope máximo generará distorsiones en el mercado y alteraciones en la libre competencia, al establecer un control ajeno a la realidad.

El legislador advirtió que, además, se trata de una medida contraria a la Constitución y a la Ley de Competencia.

"Consideramos que las comisiones deben bajar; sin embargo, consideramos que el método que se planea en la reforma no es el correcto, porque la disminución de comisiones deberá realizarse mediante verdadera competencia entre Afores y medidas regulatorias de las autoridades, no a través de condicionar precios que toman como referencia otros países", expuso.

El diputado perredista Antonio Ortega consideró que el proyecto incumple la promesa de legislar una gran reforma al sistema de pensiones que se hizo hace un año, cuando el Congreso realizó modificaciones para flexibilizar las inversiones. Por el contrario, sostuvo, les recetaron un acuerdo tomado entre la cúpula presidencial y empresarial.

Ortega aseguró que la reforma no atiende las deficiencias estructurales del sistema de pensiones.

Como ejemplo, recordó que el Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la reforma de 1997 fue neoliberal, porque incluyó un sistema de cuentas individuales administradas por particulares, lo que perjudicó a los trabajadores.

No obstante, destacó, las modificaciones que hoy están a discusión dejaron a este sistema sin tocar.

El legislador acusó que la reforma incorpora medidas electorales, pero irresponsables, como reducir las semanas de cotización sin considerar las presiones fiscales que esta medida generará.

El coordinador de Movimiento Ciudadano, Tonatiuh Bravo, consideró que aun cuando el proyecto sea aprobado, México continuará requiriendo una reforma estructural, y una muestra de ello es que el sistema está en revisión de nueva cuenta.

Bravo dijo que está bien que la propuesta incremente el ahorro y que empresarios y patrones aumenten sus aportaciones, pero criticó que no se ponga una tasa mínima de beneficios, como ocurre en otros sistemas similares.

También celebró que se establezca una pensión mínima, pero alertó que hacerlo con cargo al erario generará que las Afores no se esfuercen por dar mejores rendimientos, porque podrán usar el Presupuesto de Egresos de la Federación como paracaídas.

En su turno, el morenista Pablo Gómez reconoció que la que se encuentra a discusión no es la reforma profunda que quisieran hacer, ya que esa la realizarán más adelante.

El experredista dijo que las planteadas ahora son modificaciones de urgencia que van a beneficiar a muchos trabajadores en los próximos años.