Economía

Aumentó poder adquisitivo

El incremento real fue de 3.78 por ciento anual

Reforma

Reforma

miércoles, 12 febrero 2020 | 08:49

Ciudad de México— El año pasado, el salario promedio de los trabajadores inscritos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) llegó a 378 pesos diarios, un incremento real de 3.78 por ciento anual.

El incremento al salario mínimo y la baja inflación permitieron que hubiera un saldo positivo y que no se perdiera poder adquisitivo, según un análisis de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos.

"Es posible observar que el salario promedio de los trabajadores registrados en el IMSS mantuvo un crecimiento real durante todo el año y que éste no fue eliminado por la inflación, como sucedía en años anteriores", señaló la Conasami en su primer informe del año.

Apuntó que el aumento del salario mínimo tuvo mayor impacto en aquellos trabajadores que menos ganan, pero también impulsó el salario promedio de los demás trabajadores, aunque no fue un traspaso uno a uno.

Esto implica que no hay un efecto faro donde toda la distribución salarial se ajusta al mismo nivel que el salario mínimo, según la Comisión.

"Cuando entró en vigor el salario mínimo de 2019, el ingreso promedio tuvo un incremento mensual mayor a meses anteriores y similar al incremento que se tuvo para periodos acumulados de un año.

"En 2019, el ingreso promedio ha aumentado en comparación anual de forma mayor a periodos anteriores, lo que se ha visto reflejado en el mayor poder adquisitivo de los trabajadores", comentó la Conasami.

Recordó que desde 1992, primer año para el que se calculan los montos de pobreza, hasta 2018 el salario mínimo se había encontrado por debajo de la cantidad que una persona necesita para salir de la pobreza.

Esto implica que una persona que percibiera este salario no era capaz siquiera de satisfacer sus necesidades más elementales. Con el incremento otorgado al salario mínimo general vigente de 2019, que pasó de 88.36 pesos diarios a 102.68, se alcanzó por primera vez el costo de la canasta básica.

Con el incremento al salario mínimo de 20 por ciento para 2020, cuyo valor es 123.22 pesos, se rebasó el valor de la canasta para no caer en pobreza laboral, pero es necesario que el trabajador del salario mínimo y su familia puedan tener mejores condiciones de vida, aseguró la Conasami.