Economía

Aumentó morosidad crediticia en Chihuahua por la pandemia

Ante la crisis, la gente buscó sostener su nivel de vida con tarjetas de crédito

El Diario

Manuel Quezada
El Diario de Chihuahua

miércoles, 10 febrero 2021 | 20:32

Chihuahua.- Subió 0.25% debido a que la gente buscó mantener su nivel de vida con tarjetas de crédito Héctor Sada Márquez Presidente del Centro Bancario del Estado de Chihuahua

El índice de morosidad crediticia en Chihuahua aumentó un 0.25 por ciento, debido a la pérdida de empleo por la pandemia, el ajuste de sueldos y salarios, así como el que la gente busco mantener su mismo nivel de vida a cuenta de las tarjetas de crédito, señaló ayer el presidente del Centro Bancario del Estado de Chihuahua, Héctor Sada Márquez.

Indicó que esperan un primer semestre bueno, pero será a partir del tercer trimestre cuando parece que puede venir un “pequeño problema” porque es cuando vence las reestructuras de pago de empresas y particulares y se debe empezar a pagar los créditos.

Precisó que el índice de morosidad fue hasta cierto punto “normal” después de un cierre decembrino, e incluso, fue menor el indicador que el aumento registrado como media nacional que fue del 0.36 en el 2020.

Héctor Sada indicó que durante enero de los últimos años se registró un ajuste al alza en el índice de morosidad, y esta vez, no fue más de lo esperado, por lo que se puede decir que no le fue tan mal a las instituciones bancarias de la entidad.

El año arrancó con un enero normal, hay captación, se están pagando los créditos y hay movimiento de los diversos programas.

Sada Márquez indicó que se espera que el cierre del primer semestre del año en curso sea bueno, aunque tercer trimestre es donde parece que podría venir un pequeño problema, que ojalá y no se presente, y ahí es donde se puede ver qué tanto daño se tuvo.

Precisó que las reestructuras que se hicieron de créditos empresariales y personales, se vencen y se debe empezar a pagar a partir del tercer trimestre. “Ahí se verá si se compuso o no las empresas a las que se reestructuró sus créditos”.

En cuanto a captación, los bancos cerraron bien el año pasado, lo que quiere decir que hay dinero en el mercado.

Observó que sí puede haber falta de liquidez en algunas personas, en la gente que perdió el trabajo, que le redujeron sus horas laborales, pero en lo general, en el mercado, no la hay.

Finalmente precisó que es cierto que el poder adquisitivo del dinero se ha mermado y ahora no se compra lo que se podía anteriormente, pero eso es otra cosa.