Economía

Aumentan asalariados sin prestaciones

Carecen de pago de aguinaldo, vacaciones y utilidades

Paulo Cantillo
Excélsior

martes, 31 agosto 2021 | 06:00

Excélsior

Ciudad de México– En el país hay 14 millones 020 mil 882 trabajadores subordinados que no cuentan con ninguna prestación laboral, como aguinaldo, vacaciones o reparto de utilidades, que representa 37.1 por ciento de los 37.8 millones de asalariados, de acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) del segundo trimestre de 2021.

La cifra implica no sólo 371 mil 817 trabajadores más en esta situación respecto a los niveles previos a la pandemia (primer trimestre de 2020), sino que también significa un avance de un punto porcentual en el mencionado período.

La población asalariada que reportó haber tenido al menos una de las prestaciones mencionadas se redujo de 44.6 a 42.3 por ciento.

Ana Gutiérrez, coordinadora de Mercado Laboral y Comercio Exterior del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), comentó que los resultados del Inegi dan cuenta que el principal pendiente de la recuperación del empleo es la calidad.

“Se entiende que en la reactivación económica haya más empleos informales recuperados, porque fueron los que más se perdieron en la pandemia. Pero ya estamos viendo un repunte mayor de la informalidad que sí llega a preocupar. Más del 90 por ciento de los empleos nuevos entre junio y julio fueron informales”, expresó Gutiérrez.

Añadió frente a esto que, si se analiza el empleo entre marzo de 2020 y julio de 2021, la mayor parte de los nuevos empleos han sido informales y por el contrario, ha habido destrucción de empleos formales.

La especialista del IMCO señaló que un factor estructural detrás de esta situación es el costo laboral, ya que sin crisis económica impedía una mayor formalización del empleo, y en época de crisis esto se exacerba más todavía.

“Esto lleva a que las empresas que están abriendo o recontratando no tengan la capacidad de ofrecer prestaciones, y también a que los trabajadores acepten esas condiciones, dado que no tienen ingreso y es mejor aceptar algo sin prestaciones a no tener nada”, manifestó Gutiérrez.

Explicó que un evento laboral relevante será la ley contra el outsourcing, que busca que, salvo excepciones específicas, todas las personas subordinadas sean vinculadas directamente con la empresa en la que trabajan.

Comentó que por un lado puede haber sustitución de empleo y que repunte la formalidad, como ocurrió con las cifras de julio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pero también podría haber un efecto negativo de que no todas las empresas puedan absorber este costo. De ahí que sea importante seguir las cifras posteriores del Inegi y del IMSS para determinar el impacto de dicha ley.

close
search