Economía

Aumenta impago a sector bancario

Se ubicó en 4.99%, su nivel más alto en 2020

Agencia Reforma / Índice de Morosidad Ajustada sumó dos alzas consecutivas

Charlene Domínguez
Agencia Reforma

miércoles, 06 enero 2021 | 06:00

Ciudad de México— En noviembre, el Índice de Morosidad Ajustada (Imora) de la banca, que incluye créditos atrasados y vendidos a empresas de cobranza, se ubicó en 4.99 por ciento, su nivel más alto en 2020, según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Además, con esto el Imora sumó dos alzas consecutivas, revelan los datos de la CNBV.

Tras el inicio de la pandemia en México, el Imora de la cartera de crédito total de la banca múltiple, integrado por 50 instituciones, osciló entre 4.56 y 4.71 por ciento hasta junio del año pasado.

Mientras, en julio y agosto el Índice se mantuvo en 4.60 por ciento, pero de septiembre a octubre creció de 4.59 a 4.68 por ciento.

Para noviembre pasado, el indicador aumentó 0.41 puntos porcentuales respecto al mismo mes de 2019 y se ubicó en a 4.99 por ciento.

En los créditos al consumo, el Imora se ubicó en 13.92 por ciento a noviembre, segmento dentro del cual la morosidad ajustada de los créditos personales alcanzó un nivel de 17.70 por ciento, el más alto registrado en todo 2020 hasta dicho mes.

Mientras, en tarjetas de crédito, el Índice llegó a 16.79 por ciento y en crédito de nómina a 10.12 por ciento en noviembre.

La morosidad ajustada del crédito automotriz se elevó de 6.28 a 6.83 por ciento de octubre a noviembre, mientras que en adquisición de bienes muebles fue de 11.68 por ciento.

Respecto a la cartera de créditos comerciales, el Índice de Morosidad Ajustada llegó a 2.24 por ciento en noviembre del año pasado, cuando en el mismo mes de 2019 fue de 1.98 por ciento.

En el crédito a empresas se registró un nivel de morosidad ajustada de 2.83 por ciento y en el que corresponde a entidades financieras en 0.16 por ciento.

El saldo de las estimaciones preventivas para riesgos crediticios se ubicó al cierre de noviembre en 215 mil millones de pesos, lo que representa un incremento de 17.3 por ciento real respecto al mismo mes del año anterior.

La Comisión Nacional destacó que las estimaciones preventivas contra riesgos crediticios adicionales registraron un saldo de 40 mil millones de pesos, nivel 366.9 por ciento superior al saldo del año anterior en términos reales.

Este saldo representó 18.6 por ciento de las estimaciones preventivas totales, según la CNBV.

En su último reporte, el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero anticipó que en el último trimestre de 2020 se podría generar un aumento en la tasa de incumplimiento de la cartera crediticia, luego de la reactivación de los pagos de los créditos amparados por la facilidad regulatoria de la CNBV, lo que se reflejaría en pérdidas por riesgo de crédito.