PUBLICIDAD

Economía

Alza de tasas, peso fuerte… pero créditos caros

De nuevo aumenta FED tasa de interés

Berenice Gaytán / El Diario de Juárez

jueves, 03 noviembre 2022 | 10:38

Tomada de Internet | Imagen ilustrativa

PUBLICIDAD

El alza de la tasa de interés en Estados Unidos, que fue ayer por cuarta vez consecutiva de 75 puntos, representó una buena noticia para México por el fortalecimiento del peso, que tocó su mejor nivel en cinco meses.

Sin embargo, no es tan buena para quienes desean adquirir algún financiamiento, pues se espera que el Banco de México (Banxico) siga los mismos pasos y con ello continúen encareciéndose los créditos.

PUBLICIDAD

De acuerdo con especialistas, se prevé que México suba mínimo en la misma proporción su tasa base, lo que elevará la tasa bancaria, por ejemplo, para las tarjetas de crédito y créditos hipotecarios.

“Quienes tengan créditos con tasas variables y quienes adquieran uno nuevo, son los que se verán afectados con el alza”, explicó la economista Erika Donjuan Callejo.

En cuanto al tipo de cambio, destacó que la apreciación del peso tras el alza de la tasa en Estados Unidos significa un gran beneficio para México, pues este país es su principal socio comercial y el 90 por ciento de las transacciones de divisas se hace en los bancos, en donde el dólar está a la baja.

“Peso mexicano sigue apreciándose tras el anuncio de la Fed. Cotiza debajo de 19.60 pesos por dólar, pues se espera que el Banco de México le siga el paso a la Fed”, indicó también Gabriela Siller Pagaza, directora de Análisis Económico en Grupo Financiero BASE en su post de Twitter.

Alejandro Sandoval Murillo, presidente local del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), coincidió en que para mantener el equilibrio en la diferencia de tasas en ambos países, el aumento de la tasa en México tiene que ser forzosamente en la misma proporción.

Donjuan Callejo agregó que se debe seguir manteniendo igual el diferencial de las tasas para así evitar la fuga de capitales y afectaciones al tipo de cambio, el cual ha beneficiado al peso en conjunto con otros factores como la alta recepción de remesas, IED y exportaciones, que han impulsado el flujo de dólares en el país.

Ayer la tasa clave a corto plazo en Estados Unidos pasó a un rango de 3.75 por ciento a 4, su nivel más alto en 15 años. Éste fue el sexto aumento de tasas del banco central estadounidense este año, una racha que ha encarecido cada vez más las hipotecas y otros préstamos comerciales y de consumo y ha incrementado el riesgo de una recesión.

Con estas alzas, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) busca controlar el ritmo creciente de la tasa inflacionaria.

En un comunicado, la Fed sugirió que pronto podría subir las tasas a un ritmo menos acelerado. 

Indicó que en los próximos meses tomará en cuenta el impacto acumulado en la economía de sus grandes aumentos de tasas. 

Señaló que lleva tiempo para que los ajustes en las tasas incidan completamente en el crecimiento y la inflación.

En cuanto a Banxico, los especialistas consultados prevén que la tasa de referencia cierre este año en 10.50 por ciento, mientras que la inflación general anual, en 8.50 por ciento.

De acuerdo con la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado: Octubre de 2022, emitida el pasado martes, Banxico aumentaría 125 puntos base a la tasa objetivo en los dos últimos anuncios de política monetaria programados en el año, ya que el nivel actual de la tasa se ubica en 9.25 por ciento.

También indica que Banxico hace incrementos a su tasa de referencia para encarecer la tasa de interés que cobra por prestar dinero a instituciones financieras, de esta forma desincentiva el consumo con el objetivo de controlar la inflación, que se ubicó en 8.53 por ciento en la primera quincena de octubre.

Recientemente, el nivel en el que se debe ubicar la tasa de fondeo del banco central ha estado en discusión tras los comentarios del subgobernador Gerardo Esquivel, quien afirmó que la política monetaria de Banxico no debería ir a la par de la Reserva Federal debido a los diferentes ciclos económicos en los que se encuentran México y Estados Unidos.

Además, señaló que se debería definir una tasa terminal entre 10 y 10.25 por ciento, la cual calificó como “restrictiva y calculada con la inflación esperada en los próximos 12 meses”.

bgaytan@redaccion.diario.com.mx

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search