PUBLICIDAD

Economía

Aumento aquí será de $52 diarios

Alza al mínimo beneficiará al 18% de trabajadores

Salario en la frontera norte pasará de 260 a 312 pesos diarios a partir de enero

Iris González / El Diario de Juárez

viernes, 02 diciembre 2022 | 10:56

PUBLICIDAD

El alza del 20 por ciento al salario mínimo beneficiará a 93 mil 374 personas en Ciudad Juárez, lo que representa el 18.3 por ciento de los 511 mil 426 trabajadores formales que existen en la ciudad, de acuerdo con datos del IMSS.

A partir del 1 de enero de 2023, el salario mínimo en la frontera norte pasará de 260 a 312 pesos diarios. El aumento es de 52 pesos al día, que representan mil 584 pesos mensuales para esta zona fronteriza.

PUBLICIDAD

En el resto del país el salario pasará de 172 pesos diarios a 207, un incremento de 35 pesos al día.

Con ello, en los cuatro años que van de la administración de Andrés Manuel López Obrador el alza al mínimo en la frontera ha sido del 253.10 por ciento, con cinco aumentos consecutivos. 

En 2019 se incrementó al doble, al pasar de 88.36 a 176.72 pesos diarios; en 2020 subió a 185.56, en 2021 a 213.39 y en 2022 a 260.34, para aumentar a 312 pesos en 2023.

Desde 2019 hasta 2023 las alzas representan en pesos 223.64 pesos diarios, mientras tanto, la inflación acumulada en ese tiempo es del 20.96 por ciento sólo en Ciudad Juárez, aunque algunos alimentos han subido más de 100 por ciento.

En la primera mitad de noviembre la inflación en Juárez se ubicó en 8.44 por ciento, de acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

‘No se esperaba aumento tan alto’

Ante el alza salarial autorizada, la iniciativa privada de Ciudad Juárez consideró que aunque es un beneficio para los trabajadores, se deja toda la carga a las pequeñas y medianas empresas, por lo que se prevén afectaciones. 

José Mario Sánchez Soledad, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), dijo que no se esperaba que en la frontera fuera un aumento tan alto como el que se anunció.

“Nosotros no esperábamos que fuera un aumento del 20 por ciento en la franja fronteriza, sino que fuera acorde con la inflación, que va de un 10 por ciento, más 4 puntos para recuperar la pérdida del poder adquisitivo que se ha dado”, dijo.

Con ello, mencionó que se prevén complicaciones para las empresas, sobre todo las pequeñas y medianas.

“Nosotros promovíamos que fuera un incremento menor por el esfuerzo que ya se ha estado realizando porque lo vemos muy pesado para las Pymes, por los costos asumidos en el último año y medio”, refirió. 

El presidente de Coparmex dejó claro que no se está en desacuerdo con el alza en el salario, ya que es justo para los trabajadores, por lo que pidió apoyo ahora para las empresas.

“En lo que sí estamos en desacuerdo es que todo se lo están dejando a las empresas y el Gobierno no pone nada, entonces ahorita lo que se va a convertir en muy necesario es una simplificación fiscal”, dijo. 

“Imagínese el reto que vamos a tener en las Pymes, de estar pagando sueldos fuertes y luego que no nos devuelvan el IVA. Nos van a generar unos problemas de flujo tremendos, agregó. 

Sin embargo, resaltó que desde Coparmex se apoya el alza salarial del 20 por ciento que se dio en el resto del país, que va en línea con el salario digno. 

“La franja fronteriza ha tenido un aumento mucho mayor, y el resto del país traía un diferencial muy fuerte en línea con el salario digno”, apuntó Sánchez Soledad.

Impacto para las empresas

Fabiola Luna Ávila, presidenta de Index Juárez, dijo que se espera un impacto financiero para las empresas con este incremento, aunque ya se tenía contemplado.

 “Ya se tenía conocimiento del mismo, ya que ya se habían hecho discusiones sobre el salario mínimo. Al momento de conocerlo, ya las empresas van a estar en posibilidad de ver este impacto en sus ingresos y tener las consideraciones necesarias de este incremento”, dijo.

Jesús Manuel Salayandía Lara, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), señaló que este aumento pegará más a las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), aunque el grado de afectación dependerá del giro económico de cada negocio. 

“Al restaurante le va a pegar diferente que al industrial”, comentó.

Dijo que entre los puntos de vista de sus agremiados está que se incrementará la economía informal y las contrataciones bajo la modalidad de servicios, ya que no podrán pagar tantos impuestos que derivan de este aumento salarial.

Aunque se apoya el incremento, afirmó, es necesario que con el nuevo salario se haga un cálculo real en la retención del Impuesto Sobre la Renta (ISR) a los trabajadores, ya que tiene años sin actualizarse la tabla del subsidio al empleo.

“Se debe modificar el ISR para que la gente pague menos impuestos y se pueda llevar más dinero a su casa”, expresó.

Agregó que con el incremento se prevén aumentos de precios, disparando aún más la inflación. “Ganas más, pero todo sube también”, expresó.

“Todo esto es consecuencia de haber estado estableciendo salarios mínimos miserables durante décadas, y peleando a muerte por incrementos ridículos de menos de 4 por ciento”, agregó. 

También hay contras…

Gabriela Siller Pagaza, directora de Análisis Económico en Banco Base, dijo que esta medida mejorará los ingresos para el 31.9 por ciento de los ocupados.

Sin embargo, existen contras como presión adicional en costos para las empresas, distorsiones en salarios por nivel (es posible que un ayudante gane más que su jefe), presión al alza en la inflación e incentivo para la informalidad.

En ese sentido opinó el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), que dijo que un aumento demasiado elevado o abrupto en los costos laborales podría impedir que la inflación, que actualmente se encuentra por encima del 8 por ciento, regrese a su nivel objetivo de 3% ±1 punto porcentual. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search