Economía

Alertan de guerra comercial por reforma eléctrica

Iniciativa de AMLO pone en riesgo relación entre socios del T-MEC

Agencia Reforma

jueves, 14 octubre 2021 | 06:00

Monterrey– Una guerra comercial podría desatarse con los socios del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), si el país aprueba la reforma eléctrica, advirtió Keneth Smith, exjefe negociador de este acuerdo.

El socio de Agon explicó que hay varios caminos en los que las empresas afectadas por dicha reforma pueden tomar, y una de ellas, es que en conjunto con el país de origen, éste determine aplicar represalias comerciales, como la imposición de aranceles a cualquier sector exportador mexicano.

“Si esto se aprobara y entrara en vigor, en ese momento los socios comerciales pueden declarar que hay un acto de gobierno, una medida ya tomada que afecta directamente las inversiones, entonces, ya sea que a nivel de los Estados (países), acudan al capítulo 31 del T-MEC donde se establecen los mecanismos de solución de controversias de Estado a Estado”.

Con ello, explicó, los países afectados solicitan consultas por la supuesta violación y de llevarse a un panel, si ese panel determina que hay una afectación a las inversiones, podrían implementar represalias.

“Por poner un caso hipotético, que Estados Unidos diga que se le está afectando a sus inversiones por mil millones de dólares, y el panel le da la razón, EU podría cobrarse, por así decirlo, con represalias comerciales por hasta el monto que se defina en el panel, en cualquier sector de exportación de México, y eso es lo que es de verdad doloroso, porque no tiene que estar acotado al mismo sector en el que está la demanda”.

“Si hay una determinación de uno, o dos o tres mil millones de dólares de afectación, EU podría tomar medidas en contra de los principales productos de exportación, del sector agropecuario de México, o con el acero, aeroespacial, electrodomésticos, y la lista es larga (de los sectores) con un gran éxito exportador hacia EU”.

Durante el Foro IMMEX 2021, Smith señaló que también hay la posibilidad de que las empresas afectadas acudan en lo individual a mecanismos internacionales, pero es un proceso más tardado, con resoluciones que pueden tardar tres o cuatro años, a veces más, que de ganarse, si serían montos relevantes que tendría que pagar el Estado Mexicano.

close
search