Economía

Alcanzaría dólar 23.90 pesos ante las elecciones de EU

Volatilidad se mantendrá elevada hasta finales de noviembre

Excélsior

viernes, 09 octubre 2020 | 06:00

Ciudad de México— A tan sólo unas semanas de realizarse las elecciones presidenciales en Estados Unidos, nuestra moneda podría sufrir la mayor volatilidad de los últimos 5 meses, ante la incertidumbre provocada en los mercados,

De acuerdo con los analistas y especialistas, el peso mexicano podría perder terreno ante un elevado nivel de sensibilidad a la política y a la economía, estrechamente con su vecino del norte.

“A un mes de las elecciones en Estados Unidos, y en una campaña en la que sorpresas y eventos impredecibles han sido la constante, es difícil esperar ganancias en el corto plazo en mercados emergentes”, dijo Andrés Jaime, estratega cambiario del banco británico Barclays.

La volatilidad implícita de las opciones de tipo de cambio peso-dólar se ubica en un 19.55 por ciento, un máximo desde mediados de mayo para papeles de ese mismo plazo así como de mayores, según datos de Refinitiv Eikon.

Bajo este escenario, la expectativa es que el tipo de cambio suba en noviembre a 22.08 unidades, según la mediana de un sondeo reciente de Reuters, lo que implicaría una depreciación de un 3.3 por ciento frente al nivel actual.

El pronóstico más pesimista es de 23.90 y el más optimista de 19.85.

“La volatilidad se mantendrá elevada hasta finales de noviembre y, por supuesto, vendrá de Estados Unidos”, dijo Christian Lawrence, estratega de Rabobank.

“En el cuarto trimestre, creo que el tipo de cambio va a tocar niveles de 23”, agregó.

En medio del proceso electoral, el nerviosismo en los mercados se eleva con los vaivenes políticos en torno a un nuevo paquete de estímulos fiscales negociado entre la Casa Blanca y el Congreso para enfrentar la pandemia de coronavirus.

“La negociación del estímulo se ha vuelto más política que económica. Ninguno de los dos partidos –demócrata y republicano– quiere darle capital político al otro de cara a la votación”, dijo Jorge Gordillo, director de análisis de CI Banco.

Después de varias semanas de discusión, el presidente Donald Trump suspendió abruptamente las negociaciones el martes y dijo que se reanudarían después de las elecciones. Pero legisladores republicanos lo llamaron a reconsiderar la medida.

Previamente, las posiciones especulativas sobre el peso , que en términos netos apuestan a una apreciación de la moneda, cayeron en la última semana un 55 por ciento frente a la medición previa, ante la expectativa de mayor volatilidad.

Los efectos de la política estadounidense sobre el peso tienen historial. En la elección anterior, cuando Trump compitió y ganó las elecciones, la moneda perdió un 10 por ciento en los 12 meses previos a la votación, y en los dos posteriores al triunfo cayó otro 20 por ciento. Así, pasó de 16.70 hasta casi 22 pesos por dólar.

En el panorama interno, el peso dependerá también de si el banco central hace o no más ajustes a la tasa clave mientras la inflación aún se mantiene por arriba de la meta de un 3 por ciento.

“Siguiendo la decisión de política monetaria del pasado 24 de septiembre, pensamos la tasa de referencia se mantendrá sin cambios para este y el siguiente año en 4.25 por ciento”, dijeron analistas de Banorte.