Al borde de la recesión nueve países clave, EU podría ser el siguiente

Muchas de estas naciones tienen un problema común: dependen en gran medida de la venta de bienes en el extranjero

El Diario de Juárez
jueves, 15 agosto 2019 | 09:49
|

Washington.- El famoso poeta John Donne escribió: “Ningún hombre es una isla en sí misma; cada hombre es un pedazo del continente”. Parece que Wall Street y la Casa Blanca van a tener que reflexionar cada vez más sobre algo similar: ¿puede la economía de Estados Unidos mantenerse sólida cuando tantas otras naciones están en problemas?

La fea caída del mercado de valores comenzó el miércoles después de malas noticias en torno a dos de las economías más grandes del mundo. China reportó la peor producción manufacturera en 17 años, y Alemania dijo que su economía en realidad se contrajo en la primavera. Estos no son problemas aislados. Además de la desaceleración de China, nueve economías importantes están en recesión o al borde de la misma, publicó The Washington Post.

Muchos de estos países tienen un problema común: dependen en gran medida de la venta de bienes en el extranjero. Y este no es un buen momento para tener una economía impulsada por las exportaciones. La caída de China y la guerra comercial del presidente Donald Trump se están debilitando con el intercambio global de bienes que habían ayudado a impulsar la economía mundial durante décadas, y algunos de estos países están experimentando fuertes caídas en las exportaciones.

He aquí hay un resumen de las economías en riesgo de una recesión.

Alemania: La economía alemana se contrajo 0.1 por ciento en el segundo trimestre luego de un anémico crecimiento de 0.4 por ciento a principios de año.

Reino Unido: La historia del Reino Unido es similar a la de Alemania: el crecimiento se contrajo un 0.2 por ciento en el segundo trimestre después de un débil desempeño del 0.5 por ciento en el primer trimestre. Además de los problemas de fabricación, el Reino Unido ha visto una caída de la inversión, en gran parte debido a la incertidumbre sobre el Brexit.

Italia: la tercera economía más grande de la euro-zona ha tenido problemas durante años y entró en recesión el año pasado. Y el 2019 no ha sido mucho mejor.

México: el vecino del sur de Estados Unidos también ha sido blanco de las batallas comerciales y de inmigración de Trump, que parecen estar cobrando un precio mayor al esperado. La economía de México se contrajo un 0.2 por ciento a principios de año y apenas escapó de una recesión oficial en el segundo trimestre al crecer solo un 0.1 por ciento. México también ha sufrido una disminución en la inversión empresarial y la confianza, ya que las empresas temen que el presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador nacionalice las industrias.

Brasil: la economía más grande de América del Sur se contrajo en un 0.2 por ciento en el primer trimestre y se espera que muestre un crecimiento negativo nuevamente en el segundo trimestre cuando los datos oficiales salgan a fines de agosto, lo que marca una recesión.

Argentina: Argentina está en crisis. Ya está en recesión, y parece estar empeorando. El lunes, el mercado bursátil de Argentina cayó casi un 50 por ciento, el segundo colapso más grande que cualquier nación haya experimentado desde 1950.

Singapur: la nación asiática informó el martes que su economía se contrajo en un 3.3 por ciento en el segundo trimestre, una fuerte reversión de un crecimiento de más del 3 por ciento en el primer trimestre.

Corea del Sur: Corea del Sur logró evitar una recesión en la primera mitad del año. La economía surcoreana se contrajo en un 0.4 por ciento en el primer trimestre, pero aumentó un 1.1 por ciento en el segundo trimestre, un desempeño mejor de lo esperado que muchos expertos creen que no durará.

Rusia: un instituto económico ruso advirtió la semana pasada que Rusia podría estar en recesión a finales de año después de crecer un modesto 0.7 por ciento en la primera mitad del 2019.

La economía de Estados Unidos ahora es principalmente una economía de servicios que se alimenta de la demanda interna, lo que proporciona cierto aislamiento a los problemas en el extranjero. Pero hay límites para ello. A medida que otros países se tambalean, los inversores globales están comprando bonos del Tesoro de Estados Unidos, lo que hace que la curva de rendimiento se invierta, una señal de advertencia de recesión y un recordatorio de que el pánico en el extranjero se extienda aún más.

“Hay potencial para una recesión en Estados Unidos, no por la curva de rendimiento en sí, sino por la locura de la política comercial y el daño que está causando”, dijo Ian Shepherdson, economista en jefe de Pantheon Macroeconomics.