Economía

Agrava burocracia federal trámites en dependencias

Citas presenciales para renovar o dar de alta la e.firma son las más desatendidas

Internet

A. González
M. Ramírez
M. Hernández
Agencia Reforma

sábado, 27 marzo 2021 | 06:00

Monterrey– El Gobierno federal desatendió en los últimos tres meses solicitudes de diversos trámites en sus dependencias y con retrasos de hasta un año en sus procesamientos.

Entre los trámites con mayor rezago y problemas, empresarios regios en un sondeo realizado por Grupo Reforma destacan las gestiones ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), en las que incluso revelaron actos de “coyotaje” y de cobros de hasta 20 mil pesos para lograr obtener la atención con la dependencia.

El trámite más recurrente con desatención es el de la obtención de citas presenciales para acudir a renovar o dar de alta la firma electrónica, un requisito necesario para cumplir con la declaración de impuestos.

Los retrasos de trámites ante el SAT van desde cuatro semanas hasta tres meses sin poder concluir la gestión ante la dependencia.

Fueron 6 de cada 10 empresarios los que señalaron al SAT como motivo de retrasos en sus trámites ante el sector público.

Refirieron que existe por lo menos el conocimiento de un “mercado negro” para la compra de citas o agilización de algún trámite con el fisco, con “tarifas” que van desde 3 mil hasta 20 mil pesos.

“El SAT debería ser más eficiente con este servicio si es que quiere institucionalizar el cumplimiento de los contribuyentes”, sostuvo uno de los participantes en el sondeo bajo condición del anonimato.

“(En el SAT) dejan de prestar un servicio que es indispensable para cumplir con las obligaciones que exigen a los contribuyentes”.

Desde mediados del año pasado, Grupo Reforma publicó que empresarios y organizaciones de contadores en el Estado denunciaron la insuficiente capacidad de atención presencial en las oficinas del SAT, así como la “venta” de citas para ello, lo que semanas después reconoció el mismo fisco.

Luego de los problemas tramitológicos con el fisco, los entrevistados expusieron trabas en temas energéticos, con la Secretaría de Energía (Sener) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

César Cadena Cadena, presidente del Clúster Energético de Nuevo León, señaló retrasos de un año en trámites como los de solicitudes de permisos de importación de combustibles, ante la Sener, o los de autorizaciones de para instalar nuevas plantas de almacenamiento, ante la CRE.

“El proceso o el sistema (en la Sener y en la CRE) está hecho para no contestar”, enfatizó.

Patricio Gamboa Gracia, socio fundador de la consultora Energy Intelligence Consulting, refirió ocho semanas de atraso ante la Sener en trámites como el prerregistro en Oficialía de Partes Electrónica, que es un paso previo para solicitar el Registro de Usuario Calificado de electricidad.

“Las funciones de la CRE están detenidas por supuestos temas de pandemia, pero esto no hace ningún sentido dado que la iniciativa privada ha sido capaz de regresar en mayor o menor medida a sus funciones desde hace más de ocho meses".

En tercer término, el sondeo mostró casos con dependencias estatales, como el Registro Público de la Propiedad, Catastro y Agua y Drenaje de Monterrey.