Economía

Advierten riesgo por austeridad en Presupuesto 2021

No es sostenible en el tiempo, asegura analista en Moody's

Jorge Cano
Agencia Reforma

jueves, 10 septiembre 2020 | 06:00

Ciudad de México— La austeridad y los pronósticos plasmados en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2021 son un riesgo para las finanzas públicas y la calificación del país, aseguró Ariane Ortiz-Bollin, analista soberano de México en Moody’s.

“Esta austeridad no es sostenible en el tiempo, tanto porque no se puede ir recortando cada vez más si la economía se te cae. Nosotros estamos calificando a través del tiempo, no solamente por un año u otro, el hecho de que estés tomando medidas que puedan ser efectivas para un año pero que no se puedan repetir, no es un elemento positivo para la calificación”, dijo.

Sobre los pronósticos de crecimiento, refirió que Moody’s, espera en 2021 un rebote de 3.7 por ciento y luego un crecimiento menor a 2 por ciento.

Durante el seminario en línea “Inside LatAm Mexico” de la calificadora Moody’s Investors Service, el subgobernador del Banco de México (Banxico) Jonathan Heath también manifestó su preocupación por la dificultad de cumplir las expectativas de crecimiento de 4.6 por ciento que prevé la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para 2021, anunciadas en el PPEF.

“Hay riesgos en la parte de las finanzas públicas, un presupuesto sumamente austero y basado en supuestos difíciles de lograr. El Gobierno anuncia que piensa este año podemos caer nada más 8 por ciento, que es una estimación más alentadora en relación a la institución más optimista que contestó la encuesta de Citibanamex. La institución más optimista ve una caída de 8.7 por ciento, pero todo mundo ve una caída mayor.

“El poder rebotar el 4.6 por ciento el año entrante se ve difícil y va a depender de la recuperación de los empleos y la reactivación en el consumo de los hogares. Eso nos dará en 2021 un año casi igual de difícil que en 2020”, manifestó el subgobernador del banco central.

Por otro lado, ambos ponentes mencionaron que Pemex sigue siendo una fuente de preocupación para el país.

“Sin lugar a dudas Pemex es el mayor dolor de cabeza de este Gobierno, pero creo que parte del problema es que el Gobierno no lo ve como dolor de cabeza, lo ve como una promesa de motor de crecimiento, lo cual es prácticamente imposible.

“Yo creo que eso es algo de lo que el Gobierno se tiene que dar cuenta tarde o temprano y tiene que buscar un arreglo definitorio, permanente al problema de Pemex, sino, este dolor de cabeza pronto va a pasar a una migraña y pronto va a ser un cáncer incurable”, comentó Heath.

De acuerdo con Moody’s, se espera que el apoyo fiscal a Pemex sea de por lo menos uno por ciento del producto interno bruto en los próximos años y de hasta 2 por ciento si los precios del petróleo no son favorables.