Economía

Acusan exinversionistas a McDonald’s por discriminación

Más de 50 antiguos dueños de franquicias afirman que la empresa los condujo a locales menos rentables y no les dio el mismo apoyo que a los franquiciatarios blancos

Associated Press

Associated Press

martes, 01 septiembre 2020 | 11:35

Más de 50 antiguos dueños de franquicias McDonald’s demandaron a la cadena de restaurantes por considerar que la empresa los condujo a locales menos rentables y no les dio el mismo apoyo y las mismas oportunidades que a los franquiciatarios blancos.

Los 52 demandantes, que operaban alrededor de 200 hamburgueserías en Estados Unidos antes de verse obligados a vender las franquicias durante la última década, buscan una compensación de 4 a 5 millones de dólares por restaurante, según la querella. La demanda se presentó el martes en un tribunal federal en Chicago, donde McDonald’s tiene sus oficinas corporativas.

Según la demanda, McDonald’s dirigió a los franquiciatarios afroamericanos a restaurantes en los barrios del centro de la ciudad con menores volúmenes de ventas y mayores costos de seguridad y seguros. Aseguraron que la compañía les proporcionó información financiera engañosa o los presionó a decidir rápidamente cuando un local estaba disponible, según la demanda.

Una vez que los franquiciatarios negros pagaban la concesión, se les pedía reconstruir o remodelar el restaurante en un período de tiempo más corto que los inversionistas blancos sin recibir ayuda para el alquiler ni otros apoyos financieros que se les brindaron a los dueños blancos de franquicias, agrega la demanda. Dijo que a los propietarios negros también se les negó la oportunidad de comprar licencias en locales más rentables o en mejores vecindarios.

Como resultado, los demandantes promediaron ventas de 2 millones de dólares por año. En comparación, una tienda promedio de McDonald’s en Estados Unidos generó 2.7 millones de dólares anuales entre 2011 y 2016 y 2.9 millones en 2019, añade la demanda.

“Los ingresos están determinados por una sola cosa: la ubicación”, dijo James Ferraro, un abogado que reside en Miami y que representa a los demandantes. “Las Big Mac son iguales en todas partes”.