Economía

Abren con cautela centros comerciales

Vuelven a operar después de 20 semanas de cierre y pérdidas de más de 2 mil mdp

Iris González
El Diario de Juárez

martes, 11 agosto 2020 | 11:15

Después de 20 semanas de cierre y pérdidas de más de 2 mil millones de pesos, centros comerciales reabrieron ayer sus puertas.

Fueron más de cuatro meses los que ‘malls’ estuvieron cerrados debido a la pandemia, lo que llevó a desaparecer a más de 450 negocios formales ubicados al interior de los mismos, reportó la Cámara Nacional de Comercio. 

Aunque el semáforo epidemiológico sigue en color naranja, el Gobierno del Estado anunció el domingo un decreto en el que les permite operar bajo ciertas restricciones, como mantener solamente un aforo del 25 por ciento y abrir en horario de 11 de la mañana a 5 de la tarde.

Bajo estrictas medidas de seguridad, plazas comerciales dieron la bienvenida a sus primeros clientes tras 140 días de cierre.

Lugares como Plaza Juárez, Río Grande y Las Torres poco a poco fueron recibiendo clientes, bajo medidas de seguridad que incluían uso de gel antibacterial, cubrebocas, tapetes sanitizantes, toma de temperatura y la división de pasillos para marcar el flujo de los sentidos y evitar así la propagación de Covid-19.

Zapaterías, tiendas de ropa, módulos de celulares, entre otros, fueron algunos de los locales que comenzaron a abrir a partir de esa hora, lo que atrajo principalmente a mujeres que acudían a buscar ropa.

Bajo estrictas medidas de seguridad, plazas comerciales dieron la bienvenida a sus primeros clientes tras 140 días de cierre.

Lugares como Plaza Juárez, Rio Grande y Las Torres poco a poco fueron recibiendo clientes, bajo medidas de seguridad que incluían uso de gel antibacterial, cubrebocas, tapetes sanitizantes, toma de temperatura y la división de pasillos para marcar el flujo de los sentidos y evitar así la propagación del Covid-19.

Zapaterías, tiendas de ropa, módulos de celulares, entre otros, fueron algunos de los locales que comenzaron a abrir ayer a partir de esa hora, lo que atrajo principalmente a mujeres que acudían a buscar ropa.

Entre ellas estaba Karina Velázquez, quien al ir ayer al mandado a Smart de Río Grande se sorprendió que el centro comercial ya estaba abierto, por lo que aprovechó para buscar si había ofertas en las mercancías.

Aunque trató de probarse ropa en una de las tiendas, por higiene no la dejaron hacerlo.

“Vi que las blusas estaban en oferta pero no te dejan medírtelas por lo mismo del Covid; me llevo estas dos esperando que sí me queden”, expresó entre risas la mujer.

También las zonas de comidas volvieron a funcionar bajo las mismas medidas que los restaurantes, es decir, con un aforo del 50 por ciento y una distancia de tres metros entre las mesas.

Mientras algunas tiendas sacaron las ruedas de ropa a la entrada, otros locales permanecieron todavía ayer con las cortinas abajo.

La reapertura sucede mientras las muertes en Juárez por el coronavirus rozan las 700, por lo que Arturo Valenzuela Zorrilla, director médico en la Zona Norte, urgió a la población a seguir con la precaución.

“Es una responsabilidad compartida, no solamente de los encargados de los centros comerciales o de las dependencias de Gobierno, sino de usted, de cada una de las personas que va”, manifestó.

Pidió reportar a quien no acate las medidas. “Claro, La responsabilidad no es exclusiva de los ciudadanos, se están haciendo inspecciones y se verá la manera de hacer cumplir las normas. Los responsables de los centros comerciales son los más interesados en que se cumpla el nuevo decreto a favor de la salud”.

Rogelio González Alcocer, presidente de la Canaco, informó que a ese organismo están agremiados 21 centros comerciales, con casi 3 mil 600 negocios, quienes tendrán por fin respiro a las pérdidas que enfrentaron desde el 23 de marzo, cuando se vieron obligados a cerrar.

Admitió que aunque ese 25 por ciento de aforo no es suficiente para recuperar los daños que dejó el cierre, están contentos de volver a funcionar.

Mencionó también que todos los centros comerciales reforzaron sus medidas de seguridad más allá de lo que las autoridades les exigen para evitar la propagación del Covid-19.

Subrayó que no se busca que las plazas comerciales se conviertan en un lugar de esparcimiento, “queremos nada más que los negocios estén abiertos, que la gente llegue, compre su mercancía y se vaya”.

Para operar, las plazas deberán cumplir con ciertos requisitos como tener un solo acceso para los clientes para llevar el control de ingresos.

Además, las áreas infantiles permanecerán cerradas, al igual que los gimnasios, casinos y salones de eventos. 

El “Decreto Solidaridad y Disciplina, la Nueva Realidad” fue anunciado el domingo pasado por el gobernador Javier Corral, quien recordó que el color en el semáforo de reactivación económica sigue naranja, es decir, existe “riesgo alto” de contraer el padecimiento.

Valenzuela destacó que, si bien, se autorizó esta activación de los centros comerciales, de detectarse por Salud estatal un incremento de los contagios, se recapitulará.

“¿De qué depende de que se abran o se cierren? De lo que presente este reto de Covid-19. Si miramos nosotros un ascenso vertiginoso en los casos, que esperemos que no sea así, tendríamos que tomar medidas, no para los centros comerciales exclusivamente, sino para muchos otros espacios de contagio”, puntualizó.