Virginia y Texas Tech a la final

Derrotan a Auburn y a Michigan State en el basquetbol colegial de la NCAA

Associated Press
domingo, 07 abril 2019 | 06:00
Associated Press

Minneápolis — Virginia perdió su rumbo en una monumental derrota de primera ronda hace un año y pareció haberse metido en problemas otra vez el sábado por la noche.
Una ventaja de hasta 10 puntos contra Auburn que pronto se disolvió con los disparos de tres puntos de Bryce Brown y un pase al partido por el título nacional, a punto de ser arrebatado a tan sólo dos segundos de que todo terminara en otro decepcionante colapso.
Luego vino un importante faul que fue marcado por uno de los oficiales, lo cual dio pie a los tres tiros libres más emblemáticos en el Torneo de la NCAA.
Virginia y el entrenador Tony Bennett se dirigen al partido por título después de todo.
Kyle Guy encestó tres disparos libres con 0.6 segundos restantes, y Virginia sobrevivió al tardío ataque de Auburn para conseguir una victoria de 63 a 62 en el Final Four.
En el otro partido, con Patrick Mahomes II en las tribunas, los Red Raiders de Texas Tech, con sede en Lubock, Texas, a quienes se les compara con los Mineros de UTEP (entonces Texas Western) de 1966, derrotaron a Michigan State 61 puntos a 51 y avanzaron a la batalla por la corona del basquetbol colegial de los Estados Unidos.
La chicharra sonó y Tom Izzo caminó estoicamente para cruzar la duela en el Final Four y estrechar la mano de su contraparte de Texas Tech, Chris Beard, sin duda felicitándolo por una formidable actuación defensiva.
Es una caminata que Izzo ha hecho muchas veces por el transcurso de las últimas dos décadas.
Siendo frustrado toda la noche por la codiciosa defensa de los Red Raiders, y sin poder hacer que los guardias Cassius Winston y Matt McQuaid encontraran su ritmo, Michigan State volvió a caer del más grande escenario del basquetbol colegial. Con la derrota de los Espartanos de 61 a 51 en la semifinal nacional del sábado por la noche terminó la sexta participación consecutiva de Michigan State en la última semana del torneo sin poder conseguir un trofeo de campeonato.
También dio continuidad a la racha de decepciones para la Big Ten, la cual no ha tenido un campeón nacional desde que Mateen Cleaves y los Espartanos ganaron el único título de Izzo en el 2000.