Deportes

'Vimos todo ese acto terrorista que cambió al mundo'; atestiguó 'El Finito' horror del 9/11

El gimnasio donde había entrenado quedó sepultado

Diego Martínez
Agencia Reforma

sábado, 11 septiembre 2021 | 09:09

Especial

Ciudad de México— Hace justo 20 años, Ricardo 'El Finito' López salió temprano, el martes 11 de septiembre, a correr en Central Park. Ya estando en su hotel, a tres cuadras de las Torres Gemelas, se registraron los atentados terroristas.

Darse cuenta que el gimnasio en que entrenó un día antes --ubicado a un costado del Worl Trade Center-- había quedado sepultado entre escombros impactó al boxeador mexicano y a su entrenador Ignacio Beristáin.

Ellos tenían agendado el combate de despedida del "Finito" para el 15 de septiembre en Nueva York en el Madison Square Garden.

"Vimos todo ese acto terrorista que cambió al mundo, y nosotros traíamos ahí un poco o mucho de miedo porque no sabíamos qué pasaba. (En el hotel ya) estábamos viendo la tele y vemos que se incrusta (otro avión) en la otra torre, pensamos que era como un comercial, pero ahí vino el caos y pasó algo fuerte cuando se desploma la torre y una polvareda", apuntó López.

"No tengo la menor duda que Dios nos permitió otra vez seguir vivos", añadió.

¿Cómo recuerdas aquel día del 11 de septiembre?

Lo recuerdo con tristeza por mucha gente que murió. Nosotros estábamos ahí ese 11 de septiembre, habíamos ido a correr a Central Park, y luego ya regresamos al hotel.

¿Dónde estabas en el momento de los ataques a las Torres?

Estábamos a unos minutos de las Torres (Gemelas), en un hotel que se llamaba South Tower Suites, en el piso 60 estaba yo, y me bajé a desayunar con todo el equipo, con 'Nacho' y al gente que me acompañaba, el doctor Durán, y en eso estábamos viendo la tele y vemos que llega otro avión y se incrusta en la siguiente torre.

'¿Qué es esto?', pensamos que era como un comercial, y ahí vino el caos y pasó algo fuerte cuando se desploma la torre y mucha gente quedó atrapada, encerrada, y una polvareda.

Era como la guerra, fue algo muy difícil, yo quería regresar a México pero no podían entrar ni salir aviones de Estados Unidos, después se fue la señal del teléfono, toque de queda, hijo, estuvo feo".

¿Me cuentan que el gimnasio en el que entrenaste el 10 de septiembre desapareció?

Quedó enterrado, sí, exactamente, un día antes el gimnasio donde entrenamos quedó enterrado por todo lo que pasó cuando cae la torre, cuando se desploman, se aplastó y enterró a mucha gente y muchas cosas. Sí (fue algo impactante).

Nosotros íbamos a ir ese día (al gimnasio) y ya no fuimos por lo mismo, entrenamos en el hotel, Don King nos decía que nos quedáramos, que se iba a llevar a cabo la pelea, pero se tuvo que posponer, y muchas lágrimas fue algo difícil.

Teníamos a la vuelta del hotel, en Manhattan, teníamos a los bomberos, que salieron, y regresaban uno o dos, y regresaban llorando, y todos, humeados, polvados, tiznados es la palabra, por toda la tierra, y gente que se murió, bomberos que entregaron su vida ahí.

¿Agradecido por estar con vida?

No tengo la menor duda que Dios nos permitió otra vez seguir vivos y con esta pandemia también somos sobrevivientes, no nos damos cuenta, pero somos sobrevivientes porque ha muerto mucha gente y sigue muriendo, y esa vez del 11 de septiembre, ya se van a cumplir 20 años y lo seguimos recordando y estoy seguro que siento escalofríos.

López no pudo pelear en la fecha pactada. Se pospuso el combate hasta el 29 de septiembre en el mismo Madison Square Garden. Noqueó a Zolani Petelo en la que fue su última pelea como profesional hace 20 años.

Visita WTC horas antes del ataque

El entrenador Ignacio Beristáin aterrizó en Nueva York el 10 de septiembre de 2001.

Quería irse de inmediato al hotel para reunirse con su pupilo Ricardo, pero un amigo le insistió en hacer un tour por la ciudad, incluida la zona del World Trade Center.

Nacho, quien tenía 62 años en ese entonces, recordó que anduvo por la zona de las Torres Gemelas un día antes del ataque terrorista.

Se hospedaban a unos minutos del WTC, y desde ahí vio todo el caos. El día 15 de septiembre tenían agendada la pelea. Estaría en la esquina con el "Finito" en la que sería su última pelea como profesional.

¿Cuándo llegaste a Nueva York?

Yo llegué un día antes a Nueva York, y un amigo fue por mí al aeropuerto. Yo quería llegar directo porque me estaba esperando el 'Finito', pero me insistió en enseñarme su gimnasio que estaba en Brooklyn y de ahí me llevó a conocer los edificios grandes (la zona de las Torres Gemelas).

Bajamos al metro y caminamos tres cuadras al hotel donde estaba el 'Fino', el doctor (Miguel Ángel) Durán y todo el equipo, eso fue lunes, y al otro día, el 11, si no me equivoco, regresamos de la carrera y a desayunar.

Estábamos terminando de desayunar cuando vimos problemas en las torres y decían que una avioneta se había estrellado. Salimos del restaurante a la calle, exactamente cuando el segundo avión esquivó un edifico que estaba ahí y se clavó directo a la torre.

¿Qué tan lejos estaban de la zona?

Estábamos a unas cuadras de ahí, y la gente estaba toda espantada y en un momento que se movilizó toda autoridad prohibieron que circularan carros. Me acuerdo que solo era la Policía, cruz roja y bomberos.

'Nacho', te tocó ver en vivo el ataque ¿qué pensaste en ese momento?

Simplemente pensé que algo raro estaba pasando, pues fue una agresión directa, después dijeron que habían sido terroristas, nosotros estábamos pensando en ir a otro gimnasio a entrenar, pues en el que se había entrenado un día antes (Ricardo López) se aplastó.

No pudimos ya entrenar (el 11 de septiembre) e hicimos caminatas, pues no había gimnasios cerca, y hasta que nos dijeron que cancelarían la función.

"Había mucha tierra, y nosotros a lo que estábamos; regresamos a entrenar, caminamos por el centro. (El 11 de septiembre) no sabíamos lo que había pasado, nos dijeron después 'ese gimnasio ya ni existe, se aplastó todo", recordó.

El entrenador, miembro del Salón de la Fama de Canastota, pudo abandonar Nueva York hasta el domingo 16 de septiembre.

"Cada uno salió, y como estaba bloqueado todo me acuerdo que hasta el domingo dieron oportunidad de viajar al aeropuerto y llegué como a las 3 de la mañana y ahí estuve hasta las cinco de la tarde y me dieron chance de volar a Los Ángeles, y después a Mexico", expresó.

close
search