Deportes

Vacuna contra Covid alenta a organizadores de los JO

El COI se siente 'cada vez más confiado' de que los Juegos podrán tener espectadores en las instalaciones

Associated Press / Espectadores en una competencia de gimnasia en Tokio

Associated Press

miércoles, 11 noviembre 2020 | 14:13

Lausana, Suiza— Alentado por los progresos esta semana en el desarrollo de una vacuna para el coronavirus y la realización de torneos en Japón, el COI se siente “cada vez más confiado” de que los Juegos Olímpicos del año próximo en Tokio podrán tener espectadores en las instalaciones.

Luego de que los Juegos del 2020 fueron aplazados por un año debido a la pandemia de coronavirus, el Comité Olímpico Internacional ha puesto su fe en el progreso de pruebas rápidas y vacunas contra el COVID-19 para asegurarse de que el mayor evento deportivo en el mundo puede realizarse a partir del 23 de julio.

La noticia el lunes de que la firma farmacéutica Pfizer tuvo resultados prometedores en sus pruebas de su vacuna siguieron a la realización en Tokio el fin de semana de varias competencias deportivas.

“Habiendo visto ahora las diferentes pruebas de eventos en Japón, pienso que podemos estar cada vez más confiados en que habrá un número razonable de espectadores en las instalaciones olímpicas “, dijo el presidente del COI, Tomas Bach.

A la pregunta de si el COI trataría de obtener dosis de la vacuna para los participantes en los juegos, Bach dijo que existen contactos en curso con la Organización Mundial de Salud y “varios productores”.

“Hay varias opciones en consideración de cómo puede accederse a las vacunas”, dijo.

Sin embargo, añadió que los deportistas no deben ser una prioridad máxima mundial.

“Las primeras vacunaciones deben ser a personas que lo necesitan, personas en alto riesgo, para las enfermeras, los médicos y todos quienes mantienen con vida a nuestras sociedades”, añadió.

El líder del COI dijo que viajará a Tokio la semana próxima para una primera visita desde que se anunció el aplazamiento de los juegos en marzo y que la delegación olímpica había comenzado un período de cuarentena para prepararse.

Bach respondió con un firme “no” a la pregunta de si se discutiría un plan de contingencia para cancelar los juegos.