Tumultos por boletos para el Bravos-América

No hubo venta para el público en general; desilusiona a cientos de aficionados

Jesús Rodríguez/
El Diario
domingo, 07 abril 2019 | 06:00

Tumultos, desilusión, lágrimas y desvelos fue parte de lo que generó la demanda por boletos para la final de la Copa MX entre los Bravos de Juárez y las Águilas del América, que se llevará a cabo el próximo miércoles en esta ciudad.

Al agotarse las entradas comenzó la reventa a través de redes sociales, además de la estafa a aficionados que reportaron haber pagado hasta 3 mil pesos a cambio de nada.

Más de mil personas que ayer hicieron fila sobre el cuerpo norte de la avenida Heroico Colegio Militar y no alcanzaron boletos se manifestaron con gritos y discusiones.

Incluso hubo roces con agentes de la Policía Municipal, que llegaron al estacionamiento del Estadio Olímpico Benito Juárez para resguardar el orden sobre la avenida, que permaneció cerrada por varias horas.


Estafan a aficionados a través de las redes

La directiva de Bravos había anticipado que los primeros dos días (jueves 4 y viernes 5 de abril) la venta de boletos era exclusiva para aficionados que cuentan con la tarjeta Bravo Card, y que el sábado 6 de abril las taquillas se abrirían para público en general, situación que finalmente no ocurrió debido a que el mismo viernes por la noche los boletos se agotaron.

Vía telefónica, Álvaro Navarro, vicepresidente deportivo de Bravos, pidió comprensión a la afición que no alcanzó boleto para presenciar la final de la Copa MX y recalcó que desde el viernes en la noche las localidades se habían acabado.

“Ya se anunció desde anoche, ya lo anunciamos a través de nuestras distintas plataformas de comunicación, los mismos medios ya lo dieron a conocer: ya no hay boletos. Una disculpa a la afición, agradecemos el apoyo que nos han brindado, por su interés, pero les pido que no caigan en situaciones de desesperación”, comentó el directivo del conjunto fronterizo.

El viernes por la noche cientos de aficionados fueron retirados de las taquillas, sin embargo la mayoría se quedó en la banqueta de la avenida Heroico Colegio Militar, donde permanecieron hasta el sábado con la esperanza de que las puertas para ingresar de nuevo a las taquillas fueran abiertas a las 12:00 horas.

A las 11 de la mañana dos patrullas estaban en el estacionamiento del estadio, pero una hora más tarde 15 pickups llegaron a reforzar la seguridad para tratar de mantener el orden.

Junto al grupo de policías llegó la unidad canina con un ejemplar de la raza belga malinois, que instantes después mordió en la mano derecha a uno de los aficionados que pasó cerca de él.

El afectado, Reylando Martínez, de 35 años, reclamó a los oficiales que se hacían cargo del animal, pero no hicieron caso a su solicitud de ser atendido por paramédicos.

A la 1 de la tarde un hombre que burló la zona de seguridad de la Policía municipal e ingresó por el área de ‘El Punto’, fue detenido a escasos metros de llegar a las taquillas que permanecían cerradas.

Ricardo Realivázquez, titular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), arribó al lugar a la 1:30 de la tarde, donde dialogó con uno de los aficionados que organizaba la fila.

Media hora después la mayoría de las personas comenzó a retirarse, al conocerse que definitivamente ya no había boletos.

La esperanza de obtener al ansiado boleto para la gran final comenzó a apagarse. Entre lágrimas algunos niños tomados de la mano de su papá abandonaron el lugar.

Desde el pasado miércoles, cuando el árbitro central puso fin al partido en el que Bravos venció a Pumas para avanzar a la final, el encargado del sonido dio a conocer que la venta de boletos daba inicio al día siguiente en las taquillas del estadio.

Para el jueves 4 de abril, antes del mediodía, al menos 100 personas ya esperaban que las taquillas fueran abiertas. Conforme transcurrieron las horas la fila fue creciendo.

    

Timos cibernéticos

Aficionados pernoctaron en el estadio en busca de alcanzar boletos, mientras que otros permanecieron más de 10 horas en las filas de las taquillas.

No tardó en aparecer la reventa en Facebook a través de grupos que hacen alusión al equipo de Bravos, y a través de esas plataformas personas fueron timadas con la supuesta venta de localidades.

El ‘ingenio’ tampoco quedó de lado. “Tengo tres compas en la fila de venta general. Si tu no puedes ir a comprarlo te hacen el paro de comprar el boleto, pero es con costo, si no quieres gastar en la reventa ahí está esa opción”, decía una de las publicaciones.

Boletos con precios de hasta 3 mil pesos se han ofertado en redes sociales. Hay aficionados que ofrecen artículos como celulares y playeras del equipo con tal de conseguir un boleto.

Hubo otros que se pusieron en contacto con personas que supuestamente trabajan en la taquilla en línea y les depositaron 3 mil pesos.

Una aficionada que fue engañada de esta manera, aseguró que el supuesto vendedor le mandó mensajes con fotos en donde otra gente ya le estaba depositando.

“Me dijo que ahora a las 10 de la mañana me llegaría un correo con el comprobante de venta, y que con eso podía ir a taquilla a pedir los boletos. Eran 13 boletos. Un total de 2,990 pesos. Y ahora en la mañana le escribí después de las 10, porque aún no me había mandado nada al correo, entonces me contestó y me dijo que en eso estaba porque tenía mucho trabajo, que en 15 minutos estaba listo. Después le mandé mensaje y ya su Messenger estaba cerrado, entré a su Facebook y ya estaba desactivado”, comentó la afectada.

El partido será trasmitido por ESPN y por televisión abierta. (Jesús Ángel Rodríguez / El Diario)


[email protected]