Deportes

Tercer Tiempo: Si multan a Bravos, que paguen los jugadores

Juárez sorprendió a todos cuando tumbó a las Chivas en Guadalajara pero ayer se puso uno de sus peores atuendos futbolísticos

Luis Miguel Rodríguez Cruz

sábado, 13 febrero 2021 | 06:00

Muy pronto en el torneo Bravos se transformó en una desgracia andante. Juárez sorprendió a todos cuando tumbó a las Chivas en Guadalajara pero ayer se puso uno de sus peores atuendos futbolísticos y terminó aplastado por el Puebla. Cuesta más digerir esta derrota porque se suponía que Puebla era un rival de su mismo nivel, equiparable a Bravos en muchos sentidos. Los errores de Velázquez en los dos primeros goles fueron lapidarios y en esta ocasión ni Lezcano, ni Fabián o Intriago pudieron hacer algo para evitar una derrota más. Propongo que el final del torneo, si Bravos termina siendo de los equipos multados por quedar en las últimas posiciones, sean los jugadores los que desembolsen de su sueldo los entre 70 y 120 millones de pesos que habrá que pagar. 

Uno de los que debería ir pensando en desembolsar es Marco Fabián, que desde su llegada a Bravos no ha anotado ningún gol y tampoco ha sido capaz de meter un pase de gol; en algunos partidos (muy pocos) ha mostrado cierto temple para marcar los tiempos del partido y dar lectura a algunos segmentos del juego, pero de ahí en más ha sido un refuerzo intermitente que solamente juega bien cuando anda de ánimos. A partir del 3 a cero, iniciando el segundo tiempo, Bravos se convirtió en una caricatura. El accionar defensivo de ayer del equipo de Luis Fernando Tena bien podría servir para guardarse en video para las cientos de escuelitas de futbol que existen en México, para que los niños aprendan cómo no se debe defender. 

Podríamos pensar que Bravos es extremista y a veces juega mal y a veces juega bien, pero ya no. Nada de eso, porque Bravos nos dejó ayer bien claro que es un equipo destinado a lo mínimo, a poder arañar algún día la esperanza (ya no de una liguilla) sino de un miserable repechaje. Lástima por Lezcano, que es un delantero de primer nivel en México; muchos equipos quisieran tenerlo. Ojalá que para el próximo torneo se vaya a un mejor equipo, situación que dejaría buenos dividendos en las arcas de Juárez… y vaya que lo van a necesitar… el dinero. 

No hay absolutamente nada que rescatar para Bravos del partido ante Puebla. El equipo está peor que cuando estaba Caballero. Al menos con el argentino nunca fueron vapuleados de semejante manera. Lo poco bueno que dejó Caballero y lo poco bueno que había hecho Tena, ayer se esfumó y Bravos tiene que entrar en un proceso de limpia mental y de sistema. El plantel no es tan malo, pues hay peores en México, pero ese no es pretexto para dar actuaciones como la de ayer. Todos tienen la culpa, desde la cúpula hasta los que se paran sobre el campo.