Deportes

Somete Washington a Dallas

Una auténtica paliza para los de Texas

AP

AP

domingo, 25 octubre 2020 | 14:57

La defensiva de Washington finalmente tomó medidas drásticas contra un oponente en apuros, acumulando seis capturas, una intercepción y un balón suelto forzado que se convirtió en un profundo en una paliza de 25-3 sobre Dallas.

Montez Sweat lideró a Washington (2-5) con 2 y media capturas, Cole Holcomb tuvo una para acompañar una intercepción en la zona roja y Landon Collins le quitó el balón de las manos a Andy Dalton para un safety temprano antes de irse con una lesión en el tobillo. Dalton estuvo sitiado todo el día detrás de una línea ofensiva de retazos antes de ser eliminado del juego en el tercer cuarto con un golpe de hombro a cabeza de Jon Bostic, quien fue expulsado.

Dalton completó 9 de 19 intentos para 75 yardas antes de lesionarse y marcharse por sus propios medios para someterse a una evaluación de conmoción cerebral.

Washington permitió 142 yardas totales para ganar un juego por dos dígitos por primera vez desde noviembre de 2018.

Dallas (2-5) perdió juegos consecutivos luego de que Washington limitó a Ezekiel Elliott a 45 yardas por tierra en 12 acarreos y el receptor novato CeeDee Lamb dejó caer un puñado de pases en su camino.

Una actuación defensiva dominante combinada con el primer juego terrestre de 100 yardas del novato Antonio Gibson y un touchdown y un juego bien administrado de Kyle Allen fueron suficientes para poner a Washington de nuevo en el centro de la carrera en la terrible división este de la Nacional.

Allen completó 15 de 25 pases para 194 yardas con pases de TD a Terry McLaurin y Logan Thomas en su tercera apertura consecutiva desde que asumió como mariscal de campo titular. El entrenador Ron Rivera pensó que Allen le dio a Washington una mejor oportunidad de ganar que la selección de primera ronda de 2019 Dwayne Haskins, quien fue degradado a tercera fila.

Los Vaqueros se vieron obligados a recurrir al novato Ben DiNucci después de la lesión de Dalton. Logró 2 de 3 para 39 yardas después de que el juego se fue de las manos. Dallas cavó un hoyo profundo después de convertirse en el primer equipo de la NFL desde al menos el 2000 en permitir más de 20 puntos en la primera mitad en seis juegos seguidos.