Deportes

Regresa Gómez con Mets

El jardinero de 33 años de edad aceptó un contrato de Ligas Menores

Associated Press
viernes, 08 marzo 2019 | 06:00
Associated Press

Port St. Lucie, Florida.- Carlos Gómez finalmente ha vuelto con los Mets, tres años y medio después de un infructuoso canje que lo hubiera enviado de Milwaukee a Nueva York.
El jardinero de 33 años de edad aceptó un contrato de Ligas Menores y se reportará al entrenamiento de pretemporada de Grandes Ligas, dijeron los Mets ayer.
Gómez, dos veces seleccionado para el Juego de Estrellas, bateó para .208 con nueve cuadrangulares y 32 carreras impulsadas en 118 partidos el año pasado para Tampa Bay. Tras ser ponchado en Miami el 4 de julio, el dominicano le dio un batazo a una hielera en la caseta. También le pegó un puñetazo a otra hielera, lo que hizo que unos vasitos salieran volando por el pasamanos de la caseta.
Si lo agregan al roster de 40 jugadores, Gómez recibiría un salario de 1.25 millones mientras esté en las Mayores y tendría la oportunidad de ganar 250 mil dólares en bonos de desempeño en el plato: 50 mil dólares por 350 y por cada 50 adicionales hasta 550. Eso representa un gran recorte en comparación al año pasado, cuando tuvo un salario base de 4 millones y ganó 400 mil dólares en bonos.
Gómez firmó con los Mets en 2002 y debutó en las Mayores con Nueva York en 2007. Fue canjeado a Minnesota antes de la temporada del 2008 mediante el mismo acuerdo que envió al lanzador Johan Santana a Nueva York. Fue seleccionado para el Juego de Estrellas con Milwaukee en 2013 y 2014.
“Muchos buenos recuerdos. Estoy emocionado y ansioso”, dijo.
Gómez dijo que sólo tuvo ofertas de Ligas Menores y escogió al equipo que según él tenía la mejor oportunidad de ganar un título.
Fue protagonista de un memorable episodio de la historia de los Mets el 29 de julio del 2015, cuando Nueva York aceptó enviar a Wilmer Flores y al pitcher Zack Wheeler a Milwaukee por Gómez. El canje trascendió cuando Flores estaba jugando como campocorto y los fanáticos de los Mets lo ovacionaron de pie al enterarse del cambio. Las televisoras lo captaron llorando durante la octava entrada.
El canje nunca se concretó y, dos noches después, Flores conectó el jonrón ganador con el que Nueva York ganó el partido contra Washington en la duodécima entrada. Flores siguió siendo uno de los favoritos de los fanáticos en Nueva York hasta que los Mets lo dejaron ir en noviembre.