Deportes

Regresa el ‘color’

Un año después, 6 mil asistentes ingresaron a las gradas del estadio Benito Juárez para alentar a los Bravos frente a Monterrey

Marco Tapia / El Diario
Marco Tapia / El Diario / Para el primer filtro, en el estacionamiento, los aficionados mostraban sus boletos y se les tomaba la temperatura, además de revisar que portaran cubrebocas
Marco Tapia / El Diario / Las butacas estaban señalizadas para ayudar a mantener la sana distancia de los aficionados
Marco Tapia / El Diario / Con un ambiente distinto adaptado a la nueva normalidad, el público disfruta del partido
Marco Tapia / El Diario
Marco Tapia / El Diario

Alfonso Ocón Guevara / El Diario

jueves, 04 marzo 2021 | 06:00

La espera terminó. Por fin, las lonas de publicidad en las gradas fueron retiradas y por primera vez, luego de 360 días, la afición volvió al Olímpico Benito Juárez para gritar “Vamos, Bravos”.

El ambiente fue distinto, la nueva normalidad se logró palpar en la explanada del estadio y sus alrededores. Aficionados arribaron al estadio a cuentagotas a partir de las 4:00 de la tarde, pues solamente pudo ingresar un 30% del aforo del inmueble, aproximadamente 6 mil personas.

El concurrido ‘corredor de alimentos’ frente al acceso a Cabecera Sur del estadio, desapreció, ya que no se permitió la venta de alimentos, ni de artículos del equipo juarense, como anteriormente.

Sin embargo, el buen ánimo y el entusiasmo en los aficionados por regresar al ‘San Benito’ también fue palpable.

“Muy feliz y emocionada de regresar. Vamos, poco a poco, recobrando nuestra vida y, sobre todo, nuestra pasión, que es el futbol”, expresó Lucina Ávila, aficionada del FC Juárez, antes de ingresar al estadio.

Protocolos estrictos, pero que brindan seguridad y menor riesgo de contagios, se desarrollaron ayer en el inmueble.

El primer filtro se colocó en el estacionamiento, ahí los aficionados mostraban sus boletos y posteriormente se les tomaba la temperatura, además de revisar que portara cubrebocas.

El segundo filtro era en las puertas o accesos del estadio. Ahí se les hacía una revisión a cada aficionado para no permitir el ingreso de artículos prohibidos, también se les exhortaba usar gel antibacterial y al final se revisaba el boleto digital para que el aficionado ya tomara su lugar en las gradas.

“Estamos excitados, la ciudad ha estado paralizada mucho tiempo, sabemos las circunstancias, pero creo que poco a pocos debemos regresar a la normalidad, esto se tiene que reactivar”, comentó Jorge Galván, seguidor de los Bravos.

“Este es el primer pasito, creo que a todos nos hace falta una distracción, ya que esto ha sido muy difícil”, agregó el aficionado, quien portaba el jersey rojo del equipo juarense.

Ya dentro del estadio, se respetaron los señalamientos en las butacas y los 6 mil espectadores estaban seccionados para mantener la sana distancia.

Los cánticos y los aplausos se escucharon, los gritos de asombro y, por supuesto, el grito de gol volvieron a retumbar después de una larga sequía de emociones en el estadio Olímpico Benito Juárez.