¿Recuerdas el caso de los balones desinflados?

Los Patriotas y Tom Brady fueron investigados por supuestamente utilizar balones desinflados en un Super Bowl

Agencias
domingo, 03 febrero 2019 | 16:23

Nueva York— Esta es la línea del tiempo de la investigación sobre el denominado “Deflategate” de los Patriotas de Nueva Inglaterra y el mariscal de campo Tom Brady. Los datos son de ESPN Stats & Information, publicados en su portal en 2015.

18 de enero (Juego por el Campeonato de la AFC): Los Patriotas derrotaron a los Indianapolis Colts, 45-7. Sin embargo, después de la patada que dio inicio a la segunda mitad, los oficiales del partido reemplazaron los 12 balones que fueron utilizados en la primera mitad con 12 balones de repuesto que habían sido aprobados antes del partido, lo que generó sospechas.

19 de enero: El reportero de la KTHR, Bob Kravitz, escribió a través de Twitter que los Patriots serían investigados por presuntamente desinflar balones. Cuando se le preguntó sobre el tema, el entrenador en jefe Bill Belichick señaló: "En realidad no sé qué decir ni sé nada de lo que estamos hablando aquí. Lo que sea, vamos a cooperar con ellos [la liga] de la mejor manera posible". En su aparición semanal en la estación WEEI, Brady se refirió a las acusaciones como "ridículas".

20 de enero: Newsday reportó que los Colts detectaron algo inusual después de una intercepción del apoyador de Indianapolis, D'Qwell Jackson, en el segundo cuarto. Jackson le dio el balón a un miembro de equipamiento de los Colts, quien detectó que el balón parecía tener menos aire y notificó al entrenador en jefe Chuck Pagano.

20 de enero: Chris Mortensen de ESPN reportó que 11 de los 12 balones utilizados en la primera mitad del partido estaban desinflados de manera significativa.

23 de enero: Belichick atiende a los medios y dice que los Patriots están cooperando con la liga. “No tengo explicación para lo que sucedió. Eso es lo que están investigando”. Brady, en una presentación algunas horas más tarde, indicó, “No alteré el balón de ninguna manera”. Dijo que aún tenía que hablar con la NFL.

23 de enero: La liga emitió un comunicado que la investigación estaba en marcha, con el vicepresidente ejecutivo Jeff Pash y Ted Wells encabezando la investigación (Wells dirigió la investigación de la liga sobre las acusaciones de mala conducta en el lugar de trabajo con los Miami Dolphins en noviembre del 2013). La investigación también revisó el protocolo de la cadena de custodia para el personal durante los partidos.

1 de febrero: Los Patriotas derrotaron a los Seattle Seahawks, 28-24, en el Super Bowl XLIX.

3 de febrero: El vicepresidente ejecutivo de operaciones de fútbol americano de la NFL, Troy Vincent, indicó en una entrevista para “60 Minutes Sports” que Grigson informó a la NFL en el segundo cuarto del Juego por el Campeonato de la AFC que los Patriotas podrían estar haciendo trampa con los balones.

6 de mayo: El reporte de Wells es dado a conocer y señala que la NFL encontró "más probable que no" que el personal de los Patriots deliberadamente desinfló balones durante el Juego por el Campeonato de la AFC, y que Brady estaba probablemente "consciente al menos en lo general" de las violaciones a las reglas. Entre las pruebas estuvieron mensajes de texto entre el asistente de equipamiento John Jastremski y el encargado del vestuario Jim McNally que involucraban a Brady. Al usar los registros telefónicos de Jastremski, Wells encontró un aumento en la frecuencia de llamadas telefónicas y mensajes de texto entre Brady y el asistente de equipamiento poco después que las sospechas de hacer trampa se hicieran públicas. Luego de no comunicarse por vía telefónica o mensajes de texto durante seis meses, ambos hablaron seis veces en el transcurso de tres días.

11 de mayo: Los castigos para Brady y los Patriotas fueron anunciados, con una suspensión de cuatro partidos para Brady y una multa de 1 millón de dólares para el equipo, además de retirarles dos selecciones de draft, una primera ronda del 2016 y cuarta ronda del 2017. El presidente y CEO de New England, Robert Kraft, criticó la investigación, llamándola parcial y señalando que Brady tenía "el apoyo incondicional" del equipo. Reprendió a la liga por la severidad del castigo y por desechar "pruebas científicas apoyadas en la Ley General de los Gases en el reporte final". Brady apelaría, indicó su agente.

23 de junio: La apelación de Brady se realiza en New York con un testimonio de 10 horas.

28 de julio: La NFL anuncia que la suspensión de cuatro partidos a Tom Brady no se reducirá.

3 de septiembre: El juez de distrito de los Estados Unidos, Richard M. Berman anuncia que el comisionado de la NFL llegó demasiado lejos en afirmar el castigo de Tom Brady, anulando la suspensión de cuatro partidos del mariscal de campo.