Deportes

Probará Collins agencia libre

Gigantes habrían decidido no ponerle la etiqueta de jugador franquicia

Associated Press
miércoles, 06 marzo 2019 | 06:00
Associated Press

East Rutherford, Nueva Jersey.- Los Gigantes de Nueva York aparentemente han decidido no ponerle la etiqueta de jugador franquicia a Landon Collins, el profundo tres veces convocado para el Pro Bowl.
En un tuit, Collins –el máximo tacleador de los Gigantes en cada una de sus cuatro temporadas con el equipo– agradeció ayer a la organización por sus cuatro “grandes años” y dijo que esperaba con impaciencia el próximo capítulo de su carrera.
El tuit de Collins se envió menos de tres horas antes de que venciera el plazo de la NFL para que los equipos le pusieran una etiqueta de jugador franquicia a un agente libre sin restricciones. La etiqueta le habría costado a los Gigantes 11.15 millones de dólares contra su tope salarial para 2019. La semana pasada, el gerente general Dave Gettleman dio indicios de que el precio era elevado.
“Quiero agradecer a la organización de los Gigantes por creer en mí y permitirme pasar cuatro años maravillosos en Nueva York”, dijo Collins. “No puedo expresar lo estupendo que fue jugar con mis compañeros de equipo y en una de las mejores ciudades del mundo. Siempre apreciaré mi estancia como azul y blanco y los vínculos que forjé en el equipo y en mi comunidad. Ahora, al siguiente capítulo...”
El resto de los profundos de los Gigantes no están al mismo nivel de Collins. El veterano Michael Thomas y Sean Chandler son los mejores en la posición, así que el equipo puede buscar firmar con un agente libre o reclutar a un profundo.
Después del primer día del Draft de 2015, los Gigantes canjearon para conseguir a Collins con la primera elección en la segunda ronda. A cambio, Nueva York cedió a Tennessee su segunda elección en la ronda (la octava en la ronda), junto con opciones de la cuarta y séptima rondas.
Resultó ser una jugada inteligente del entonces director general Jerry Reese, que hizo que valieran la pena los 6.12 millones de dólares que el equipo le pagó durante cuatro temporadas.