Deportes

Presidente de Schalke renuncia tras mala racha y virus

Los hinchas del Schalke venían clamando por la renuncia de Clemens Tönnies desde que emitió comentarios racistas sobre africanos

Associated Press

Associated Press

miércoles, 01 julio 2020 | 06:00

Gelsenkirchen, Alemania– El presidente del club alemán de futbol Schalke renunció el martes como consecuencia del escándalo desatado por un enorme brote de coronavirus en uno de los matadores de su empresa.

Los hinchas del Schalke venían clamando por la renuncia de Clemens Tönnies desde que el multimillonario de 64 años formuló comentarios racistas sobre africanos durante un acto público en Paderborn a fines de agosto.

Tönnies dimitió tras 26 años en la directiva del club de la Bundesliga y 19 como su presidente.

Unos mil 500 aficionados del Schalke formaron el sábado una cadena humana con distanciamiento social cerca del estadio del club para protestar contra la directiva. El equipo perdió 4-0 ante Freiburgo en la última fecha de la temporada. Ese resultado extendió a 16 la peor racha del club de partidos sin ganar en la Bundesliga.

Pero el brote de mil 400 casos de Covid-19 en un matadero de la empresa cárnica Tönnies Group en su ciudad natal de Rheda-Wiedenbrück fue lo que más exacerbó el enojo de los hinchas. El brote derivó en un incremento de casos en el estado occidental de Renania del Norte-Westfalia, provocando cuarentenas en distritos cercanos donde residen la mayoría de sus empleados procedentes de países de Europa Oriental. También puso en evidencia las duras condiciones de trabajo y vida que tienen.

Los hinchas desplegaron el sábado pancartas con mensajes como: “Basta de explotación Schalke, ¡Tönnies vete ya!” y “¡No a los racistas en Schalke!”.

“Creemos que el club necesita comenzar de cero para que el Schalke 04 vuelva a ser el Schalke 04”, dijo Sven Schneider, presidente de una organización de aficionados contra el racismo y la discriminación.

En un comunicado, Schalke y algunos de sus directivos elogiaron a Tönnies por su pasión por el club y su iniciativa para modernizar el estadio y las instalaciones de las divisiones juveniles. No mencionó el motivo de la renuncia, ni deslizó críticas a su expresidente.

La mala racha de Schalke comenzó al sucumbir 5-0 ante el eventual campeón Bayern Múnich en enero. No ha ganado desde entonces y acabó en lugar 12 entre 18 equipos.