Deportes

Preparan escobas

Brujos están a un juego de barrer y ‘volar’ con la corona del Regional de Beisbol

Cortesía

Eduardo Morán / El Diario

viernes, 09 abril 2021 | 06:00

Esta noche los Brujos buscarán preparar su mejor hechizo sobre el diamante del Estadio Juárez para que cerca de la medianoche se conjure el resultado a su favor con un triunfo sobre los Búhos de Ahumada en el tercer juego de la Serie Final, que les permitiría llevarse una vez más a sus vitrinas el trofeo de campeones del Torneo Regional de Beisbol ‘Cielito Lindo’.

La Serie Final es a ganar tres de cinco juegos y los Brujos ganaron los dos primeros el pasado fin de semana, por lo que además de preparar una fuerte pócima también tienen listas las escobas para buscar la barrida en la serie.

La empresa no será fácil para los hechiceros, pues enfrente tendrán a unos Búhos de Ahumada que llegan con dos grandes espinas clavadas y que durante la semana han redoblado esfuerzos en los entrenamientos para evitar esta noche ser barridos.

El trabajo para los emplumados no ha sido solamente en el aspecto físico, sino también en el mental, sobre todo al tomar en cuenta que para poder coronarse ellos tienen que ganar tres partidos consecutivos.

Por esa razón, el alto mando de los Búhos tuvo pláticas con cada uno de los peloteros, así como reuniones en las que analizaron más a detalle los errores que cometieron en los dos primeros juegos y evitarlos en el de esta noche.

Luis García, Kevin Robles, Julio Pacheco, Néstor Cruz y Antonio Gurrola son algunos de los jugadores con los que hablaron los managers para motivarlos a dar el extra en el juego de hoy y lograr la victoria que los mantenga con vida en la Serie Final. A ellos se unieron los encargados de subir a la loma de las resonsabilidades Missael Arrieta, Carlos Peña, Jesús Huerta y Giancarlo García.

En los dos primeros partidos de esta serie los jugadores más destacados a la ofensiva por cada equipo fueron Kevin Robles de Búhos y Juan Carlos Arzaga de Brujos. Robles tuvo un promedio al bat de .555, con cinco imparables y dos carreras producidas, mientras que Arzaga terminó con .500 de promedio, cuatro hits y dos carreras producidas.