Pierde Brown querella sobre su casco

El receptor no podrá usar su antiguo casco, pues tiene 10 años de antigüedad

Associated Press
martes, 13 agosto 2019 | 06:00
Associated Press |

Alameda, California— El receptor de los Raiders de Oakland, Antonio Brown, perdió el lunes su querella contra la NFL sobre el uso de su casco anterior, el cual ya no está certificado como seguro para ser utilizado en entrenamientos o juegos.

El mediador emitió una resolución luego de sostener una audiencia con Brown, representantes de la liga y el sindicato de jugadores el pasado viernes.

“Si bien estoy en desacuerdo con la decisión del mediador, estoy trabajando en recuperarme plenamente y espero reunirme con mis compañeros en el terreno de juego”, dijo Brown en un comunicado en Twitter. “Estoy emocionado por esta temporada; aprecio todas las preocupaciones sobre mi pie”.

Brown no ha participado en una práctica completa con los Raiders luego de iniciar el campamento de entrenamiento en la lista de lesionados por problemas en sus pies que, según reportes, sufrió durante tratamiento de crioterapia en Francia. Brown recibió autorización para entrenar el 28 de julio y participó en parte de dos sesiones, pero no estuvo con el equipo el viernes, cuando se realizó la audiencia.

El portavoz de la NFL, Brian McCarthy, reiteró horas antes la postura de la liga de que Brown no tendría autorización para entrenar o jugar sin un casco certificado.

“El jugador no puede practicar o jugar en partidos con equipamiento que no está aprobado”, escribió McCarthy. “Si no juega o entrena está en un incumplimiento de contrato y no recibirá su sueldo. La política de la NFL es que los cascos tienen que estar certificados por NOSCAE. Ellos no certifican equipamiento que tenga más de 10 años”.

El Comité Operativo Nacional de Estándares para Equipamiento Atlético establece los estándares para desempeño y pruebas del equipamiento. El casco de Brown, un Schutt Air Advantage, ya no está permitido porque la NFL, en apego a una norma de la Asociación Nacional de Reacondicionadores de Equipamiento Atlético (NAERA, por sus siglas en inglés) que establece que los cascos de al menos 10 años de uso no pueden obtener la recertificación