Pelotero juarense forja su sueño

En República Dominicana donde permanecerá cinco meses, César Alejandro Hipólito Reyes, de 16 años de edad, ha comenzado a darle una forma mucho más real a su sueño de llegar a la 'Gran Carpa'.

Jesús Ángel Rodríguez / El Diario
viernes, 15 marzo 2019 | 06:00
Cortesía

En República Dominicana, donde permanecerá cinco meses, el pelotero juarense César Alejandro Hipólito Reyes, de 16 años de edad, ha comenzado a darle una forma mucho más real a su sueño de llegar a la 'Gran Carpa'.
El pasado lunes 11 de marzo el jugador fronterizo fue firmado por la organización de los Atléticos de Oakland y ese mismo día fue incorporado a República Dominicana donde llevará una ardua preparación.
Después de ese tiempo será enviado a la Rookie League en Arizona, para seguir escalando y poder llegar a las Grandes Ligas.
“Aquí en Dominicana voy a estar hasta agosto, pero la temporada de verano dura tres meses; mi futuro dependerá de cómo nos vaya en esta liga”, comentó Alejandro.
Hijo de Ivette Araceli Reyes y César Hipólito, el joven beisbolista se desarrolló en este deporte en la Liga Villahermosa, desde los cuatro años de edad hasta los 13, cuando fue firmado por la Academia González.
Dicha academia es propiedad del ligamayorista Adrián González y su padre David, además de su hermano Edgar, quien es el actual representante del proyecto de beisbol por parte del Gobierno Federal.
“La verdad me he sentido muy bien, no me duele nada, los entrenamientos me están ayudando mucho y todo va marchando bien”, mencionó Hipólito.
A mediados de noviembre del año pasado, estuvo concentrado en Tijuana, Baja California, donde formó parte de un ‘showcase’ que se llevó a cabo en la Academia de los Hermanos González.
El joven pelotero supo aprovechar la jornada para mostrar sus talentos y habilidades en la posición de cuadro, que es en la que se desempeña, aunque, antes de viajar a Tijuana, hace un par de años, también llegó a realizar una destacable labor monticular, gracias a su velocidad.
En el ‘showcase’ estuvieron presentes formadores y visores de países latinoamericanos como Venezuela y República Dominicana, que es donde actualmente se encuentra el jugador fronterizo.
Fueron más de 50 buscadores de la llamada ‘Gran Carpa’ los que estuvieron presentes en estas visorias y Alejandro ‘le llenó el ojo’ a los visores de los Atléticos de Oakland.
Más de 60 equipos formaron parte del evento en Tijuana, cientos de jóvenes peloteros buscaron, como él, ganarse una oportunidad.
“Es un proceso, se hablan de siete niveles, siete ligas por las que hay que ir escalando y esa es la idea, ir paso a paso”, aseguró.