Pelean como Guerreros

En dramático juego derrotan a domicilio 106-105 a los Raptors de Toronto y sobreviven en la final por el título de la NBA

Associated Press
martes, 11 junio 2019 | 06:00
Associated Press

Toronto—Stephen Curry anotó 31 puntos, Klay Thompson añadió 26 y los Warriors de Golden State sobrevivieron ayer, con un triunfo por 106-105 sobre los Raptors de Toronto, que prolongó a un sexto partido la final de la NBA. Curry y Thompson, los ‘Splash Brothers’, salvaron la temporada de Golden State por ahora. Se combinaron para atinar tres triples consecutivos en la recta final del encuentro, luego que Toronto había tomado una delantera de seis unidades con poco menos de tres minutos y medio por disputar, frente a los delirantes fanáticos, vestidos con camisetas rojas.
Los Guerreros perdieron a Kevin Durant apenas un período después de que había regresado. Sin embargo, se llevaron el triunfo, para recortar a 3-2 la ventaja de Toronto en la serie, que volverá a Oracle Arena, donde se disputará el jueves el sexto partido.
Kawhi Leonard totalizó 26 tantos por los Raptors pero no pudo acertar el último tiro, que hubiera significado la coronación.

Dura poco el regreso de Durant
El regreso de Kevin Durant con los Guerreros en la final de la NBA no duró mucho.
Durant abandonó el quinto partido de la serie contra los Raptors de Toronto al comienzo del segundo período. Se marchó rengueando anoche, luego de que presumiblemente se resintió de la lesión en la pierna derecha que lo había marginado de los nueve partidos anteriores de Golden State en los playoffs.
El astro se lastimó en un drible por el costado derecho. Incapaz de apoyar la pierna, se desplomó. Luego, se llevó una mano a un punto entre la pantorrilla y el tendón de Aquiles, y tuvo que recibir ayuda para marcharse al banquillo y para volver al vestuario de los Guerreros.
Andre Iguodala, alero de Golden State, permaneció a la izquierda de Durant durante el camino hacia el camerino. En el grupo iban también el gerente general Bob Myers y el base Stephen Curry.
Los Guerreros informaron que Durant no volvería al encuentro y que se sometería hoy a una resonancia magnética para determinar la gravedad de la lesión. Fue visible que Durant profirió una palabra malsonante cuando abandonaba la cancha, en un gesto de frustración.
Enfrentando una posible eliminación, los Guerreros decidieron que Durant estaba lo suficientemente sano para jugar. El entrenador de los Warriors, Steve Kerr, hizo el anuncio alrededor de 90 minutos antes del salto inicial, al decir que Durant estaría en la alineación titular.