Deportes

No quería irme con las manos vacías: Guillermo Ochoa

El portero mexicano rompió en llanto luego de conseguir el bronce en Tokio 2020

Staff / Cancha Reforma

viernes, 06 agosto 2021 | 06:18

Associated Press

Ciudad de México— Guillermo Ochoa rompió en llanto en la cancha del Estadio Saitama, donde este viernes consumó el sueño de regalarle a sus seres queridos y a todo México una medalla en Juegos Olímpicos.

 “Sobre todo porque quería llevarles una medalla, no quería regresar con las manos vacías a México, no quería regresar con las manos vacías a mi casa. Quería que mi esposa, mis papás, mis hijos, cargaran la medalla, la conocieran, la vieran, fue mucho sacrificio, esfuerzo, mucho estar lejos de la familia, muchos días sin descanso, fuimos de las primeras Selecciones que llegaron a Japón y nos propusimos ser de los últimos en irnos.

 “Es una medalla que es para mi familia, sé lo que sufrieron en cada juego, a veces más que nosotros, la afición mexicana también se la merece, siempre trato de dar lo mejor para mi País en cada torneo, a veces el futbol no te recompensa de las maneras que crees o que imaginas que crees y no por eso hay que bajar los brazos, es una medalla nos llevamos en el corazón, en la historia de México, una medalla para toda la vida”, dijo, conmovido, a Marca Claro.

 El guardameta enumeró todos los sacrificios que realiza un deportista con tal de vivir este tipo de momentos.

 “Antes de venir y concentrarme me despedía de mis hijos, mi hijo me dice ‘papá, ¿otra vez?’, me rompe el corazón. Me la paso viajando, concentrado, hay cosas que la gente y la prensa no ve, la exigencia que se nos tiene cada dos o tres días, no saben de las concentraciones, viajes, las malas comidas que tuvimos, el cansancio que existe, se nos juzga mucho.

 “No hemos parado desde Liguilla, Nations League, Olímpicos, Eliminatoria, ‘Concachampions’, se viene otro Mundial de Clubes, estar en la elite no es sencillo, a veces no se habla de eso en los programas y no cuenta, tenemos que trabajar en lo mental en eso”, mencionó.

 El guardameta fue informado de que su esposa Karla seguía la transmisión en streaming.

 “Que la quiero mucho, que la extrañé mucho, que me espere un día más, quiero recibir mi medalla mañana, se la vamos a llevar, esa para ella, mis hijos, papás, gracias a su apoyo puedo estar en la cancha siempre”, expresó.

close
search