Deportes

Moneda en el aire

Bravos, que parecía iba a ser goleado, cierra fuerte y cae por una anotación ante Gallos de Querétaro

Cortesía Bravos FC Juárez

Jesús Ángel Rodríguez / El Diario

miércoles, 22 enero 2020 | 06:00

Condicionados con dos goles de ‘vestidor’, uno en cada tiempo, y flagrantes yerros de Manuel Viniegra, los Bravos de Juárez perdieron 3-2 ante los Gallos Blancos de Querétaro, en el juego de ida de los octavos de final de la Copa MX 2019-2020.

Al primer minuto de partido, Querétaro se insinuó a la ofensiva con Jordi Cortizo, quien sacó un disparo de larga distancia buscando sorprender a Enrique Palos, pero la pelota salió por un costado.

Un minuto después Enrique Triverio no perdonó el error defensivo de Viniegra y adelantó a la localía, al rematar de cabeza dentro del área chica un centro de Cortizo.

Bravos respondió tibiamente con Gael Sandoval que encontró un balón dentro del área y sacó un servicio buscando compañero, pero la pelota se paseó por el área y nadie la pudo contactar.

Los menores del conjunto fronterizo fueron Omar Panuco y Javier Nevárez.

Fue precisamente Nevárez quien provocó la jugada desafortunada de Enrique López que terminó rebanando el centro raso del jugador fronterizo y empujó la pelota dentro de su propia puerta para el empate momentáneo, al minuto 37.

De regreso del entretiempo y cuando apenas se jugaba el primer minuto de la parte complementaria, Viniegra empujó la pelota en propio arco para regresarle la ventaja a los Gallos Blancos.

Paolo Yrizar llegó por la banda derecha metió un tiro centro potente dentro del área buscando a Triverio, pero el balón fue desviado por Viniegra.

Para infortunio del número 20 de Bravos, también se vio involucrado en el tercer gol en contra, al 50 de tiempo corrido.

Primero fue Yrizar quien por piernas se llevó a Viniegra, sirvió a Jordi Cortizo quien hizo un regate a Viniegra y sacó derechazo para vencer al arquero Palos.

El colmo de males estuvo a punto de presentarse al 79 de acción, con lo que parecía el segundo autogol de Viniegra, pero afortunadamente Éder Borelli salvó sobre la línea de gol.

Al minuto 86, ya en la recta final del partido, apareció Brian Rubio para descontar el marcador con un remate dentro del área a un rebote de Rafael Fernández, con lo que le dio vida a Bravos y queda todo para el juego de vuelta que se llevará a cabo en el estadio Olímpico Benito Juárez, el miércoles 29 de enero.