Deportes

Misión complicada

Tienen 49ers difícil tarea de repetir y mejorar lo conseguido en la temporada anterior, en la que llegaron al Super Bowl

Associated Press

Associated Press

miércoles, 02 septiembre 2020 | 06:00

Santa Clara, California‒ El cambio de cuatro victorias en un año a una aparición en el Super Bowl fue notable para los 49ers de San Francisco, pero repetir la hazaña podría ser aun más difícil.

Especialmente considerando la competencia en la División Oeste de la Nacional.

Mientras que los 49ers pasaron la temporada baja dándole vueltas al colapso del último cuarto en el Super Bowl y llenando los huecos creados, su competencia en la división hizo todo lo posible por cerrar la brecha.

Arizona agregó a uno de los receptores más productivos del juego, DeAndre Hopkins, al equipo con el mariscal de campo estrella emergente Kyler Murray, en lo que podría ser una de las ofensivas más dinámicas de la Liga.

El constante contendiente Seattle hizo un gran acuerdo por uno de los mejores profundos, adquiriendo a Jamal Adams de los Jets de Nueva York en un intercambio que incluía dos selecciones de primera ronda.

Mientras tanto, los 49ers deben esperar que los novatos Brandon Aiyuk y Javon Kinlaw puedan reemplazar a los veteranos establecidos Emmanuel Sanders y DeForest Buckner; el tacle izquierdo, Trent Williams, demostró no tener las condiciones después de reemplazar al retirado Joe Staley.

Quizás lo más importante es que los jugadores que regresan no pueden cometer ningún desliz después la gran actuación del año pasado, con un récord de 13-3.

San Francisco tiene algo de ventaja en la continuidad durante esta temporada azotada por la pandemia: los 49ers regresan más jugadas que cualquier otro equipo.

“Se trata de superarse”, dijo el esquinero Richard Sherman. “El año pasado fue un año bastante bueno. Hubo muchas cosas que podríamos haber hecho mejor. Muchas cosas que desearíamos haber recuperado. Muchas cosas en las que podríamos haber sido más precisos. Mucha comunicación en la que necesitamos ser más nítidos, y esas cosas serán mejores este año”.

Panorama NFC Oeste

San Francisco 49ers

La maldición del subcampeón

Los 49ers intentarán hacer lo que tantos subcampeones han fallado, ganar el Super Bowl al año siguiente. Sólo tres equipos se han recuperado de la decepción de una derrota en el Super Bowl para ganarlo el año siguiente, con Dallas y Miami haciéndolo en temporadas consecutivas en 1971-72, y luego los Patriotas en 2018. 15 de los últimos 33 equipos que lo perdieron ni siquiera calificaron a los playoffs el siguiente año

Halcones Marinos de Seattle

Dejen que Rusell Wilson lance más

Ningún equipo ha corrido el balón en un porcentaje más alto que los Halcones Marinos, a pesar de tener uno de los mejores mariscales de campo como Russell Wilson.

Ese enfoque contribuyó a que Seattle se quedara abajo en el marcador al medio tiempo de 10 juegos la temporada pasada. La capacidad de hacer jugadas de Wilson convirtió seis de esas desventajas en victorias.

Con dos receptores dinámicos en Tyler Lockett y DK Metcalf, los Halcones Marinos tienen los ingredientes para dar rienda suelta a Wilson incluso antes en los juegos, para que no siempre intenten venir desde atrás.

Cardenales de Arizona

Rompiéndola al segundo año

En cada una de las últimas tres temporadas, un mariscal de campo novato da un gran salto en su segundo año para convertirse en uno de los mejores de la NFL. Murray de Arizona podría ser el próximo en seguir el camino de Carson Wentz, Patrick Mahomes y Lamar Jackson.

Murray lo hizo bien como novato, lanzando para 3 mil 744 yardas y 20 anotaciones; corrió para 544 yardas y cuatro anotaciones, incluso fue nombrado Novato Ofensivo del Año.

Debería tener más ayuda esta temporada con Hopkins agregado a un núcleo de receptores que ya incluía al veterano Larry Fitzgerald y al prometedor joven Christian Kirk. 

Carneros de Los Angeles

Deshaciéndose de estrellas

Mientras Seattle y Arizona estaban haciendo adiciones de renombre, los Carneros se deshicieron de más piezas que los ayudaron a llegar al Super Bowl en 2018.

El corredor Todd Gurley fue liberado; el receptor Brandin Cooks fue cambiado; los jugadores defensivos clave Cory Littleton, Dante Fowler, Eric Weddle y Nickell Robey-Coleman se fueron en la temporada baja y el coordinador defensivo Wade Phillips y el coordinador de equipos especiales John Fassel fueron reemplazados.