Deportes

Metamorfosis

Equipos del Sur de la Americana se turnan para hacer movimientos riesgosos

Associated Press

Associated Press

lunes, 07 septiembre 2020 | 06:00

Jacksonville, Fla.- Tal vez, los amigos cercanos de Bill O’Brien y Doug Marrone hicieron una apuesta. Tal vez, estuvieron jugando una y otra vez el juego de “¿Quién puede superar esto?”.

Si es así, Marrone ganó claramente esta ronda.

Marrone y los Jaguares de Jacksonville despidieron a cinco posibles titulares, incluyendo a tres exparticipantes del Tazón de Profesionales, desde principios de marzo. Todo empezó con el esquinero AJ Bouye, quien fue negociado con Denver. El ala defensivo Calais Campbell, quien fue negociado con Baltimore, fue el siguiente, seguido unos días después del mariscal Nick Foles, quien fue negociado con Chicago.

Pero eso no terminó allí. O’Brien envió a Arizona a uno de los mejores jugadores de Houston, el perenne receptor All-Pro DeAndre Hopkins, un día después que Jacksonville despidió a Campbell, quien en cinco ocasiones participó en el Tazón de los Profesionales y fue capitán del equipo. Los Texanos recibieron al corredor de poder David Johnson, quien frecuentemente se ha lesionado y fue elegido en la segunda ronda del Draft, a cambio del segundo receptor de la franquicia. Los equipos también han intercambiado a jugadores elegidos en la cuarta ronda del Draft.

Los otros dos equipos del Sur de la Conferencia Americana que se han rehusado a quedarse rezagados y permitir que Jacksonville y Houston estén bajo los reflectores.

Tennessee firmó al mariscal Ryan Tannehill, quien lanzó para 88 y 72 yardas en partidos consecutivos de playoff, con un contrato a cuatro años con valor de 118 millones de dólares que incluye 62 millones de dólares garantizados. Y luego, los Titanes contrataron por un año al inconsistente acosador del mariscal Vic Beasley y le pagarán 12 millones de dólares.

Indianapolis respondió al contratar a Phillip Rivers de 38 años por un año, con un sueldo de 25 millones de dólares –apostándole a un veterano que lanzó 20 intercepciones la temporada pasada y al parecer perdió todo lo que había dejado.

Esos fueron suficientes movimientos arriesgados en una semana, lo cual haría ponerse celosa a cualquier casa de apuestas de Las Vegas. ¿Podrán responder o rendir bastante en esta temporada? Las decisiones dudosas podrían moldear significativamente la única División de la NFL que ha tenido dos equipos de playoff en los tres últimos años.

Los Jaguares se unieron a la lista de movimientos cuestionables en esta semana al negociar al disgustado acosador del mariscal Yannick Ngahkoue y despedir al corredor de poder Leonard Fournette.

“Al final de cuentas, tengo que tener un equipo que pueda darnos las mejores oportunidades de ganar”, dijo Marrone. “Éste es mi papel y eso es lo que estoy haciendo”.

Los Texanos ‘reemplazaron’ a Hopkins al negociar al muy viajado receptor Brandin Cooks y a Randall Cobb de 30 años.

Tennessee aún tiene que ver jugar a Beasley en el campo. Él se reportó al campamento 10 días tarde, y acumuló 500 mil dólares en multas, sigue en la lista de lesionados por causas diferentes al futbol después de no aprobar un examen físico.

“Tenemos que asegurarnos que él está preparado y lo que es mejor para el equipo”, comentó el entrenador Mike Vrabel.  “Esperemos que podamos trabajar con Vic en el campo”.

Panorama AFC Sur

Mariscales arreglados

Tres de cuatro equipos tendrán nuevos mariscales titulares respecto al partido inaugural del 2019. Indianapolis envió a Jacoby Brissett a la banca. Jacksonville siguió adelante sin Foles y Tennessee despidió al exseleccionado en la primera ronda del Draft, Marcus Mariota.

Al parecer estos cuatro equipos tienen más situaciones que ya arreglaron, mientras Deshaun Watson, Gardner Minshew, Rivers y Tannehill están atrincherados como titulares.

Aumentando la carga

La División que encabezó la Conferencia Americana en capturas durante el 2019 podría ser más difícil de bloquear en esta temporada. Cada equipo del Sur realizó por lo menos un importante movimiento en el frente defensivo entre la agencia libre y el Draft.

Houston usó sus dos primeras selecciones a cambio del tackle defensivo de TCU, Ross Blacklock, y por el acosador del mariscal de Florida Jon Greenard. Indianaplis negocio a su elegido en la primera ronda del Draft, en el treceavo lugar en total, con San Francisco a cambio del tackle defensivo DeForest Buckner, quien participó en el Tazón de los Profesionales del 2018.

Jacksonville usó el segundo de dos selecciones en la primera ronda para obtener al acosador del mariscal de LSU K’Lavon Chaisson para que acompañe a Josh Allen, quien jugó en el Tazón de los Profesionales como novato. Tennessee firmó a Beasley, aunque está por verse cuánto podrá ayudarle después de estar fuera la mayor parte del campamento.

Gana el juego terrestre

En una Liga de pases, el Sur hizo notables movimientos en la posición de corredor de poder.

Los Texanos contrataron a Johnson, quien encabezó la NFL en yardas desde la línea de golpeo con 2 mil 118 y en el total de anotaciones, con 20, en el 2016. Los Potros seleccionaron en el Draft a Jonathan Taylor de Wisconsin en la segunda ronda, agregando al primer jugador en la historia de la Subdivisión de Tazones de Futbol en realizar 6 mil yardas de acarreos en tres temporadas.

Los Jaguares despidieron a Fournette con la esperanza de tener más producción de un grupo integrado por Devne Ozigbo, para quien éste es su segundo año como profesional y del novato James Robinson, quien no participó en el Draft.  Los Titanes le otorgaron al reinante líder de acarreos de la NFL Derrick Henry un contrato a cuatro años con valor de 50 millones de dólares, en el mes de julio. 

Te Puede Interesar