Deportes

Maria Sharapova, la máxima competidora con un legado complicado

Pudo haber jugadoras con más elegancia dentro de la cancha, pero pocas pudieron igualar su espíritu

CNN

El Diario de Juárez

jueves, 27 febrero 2020 | 10:54

Fue la fortaleza mental de Maria Sharapova lo que la distinguió de la mayoría de sus compañeras. Pudo haber otras con más talento, jugadoras con más elegancia dentro de la cancha, pero pocas pudieron igualar su espíritu. Ella era la máxima competidora.

Pero, a los 32 años, una de las atletas más conocidas del siglo tuvo que pedir descanso. Ya no era la mejor del mundo y, más significativamente, ya no podía soportar el dolor que ha sido un constante compañero, especialmente en los últimos dos años.

Las lesiones, de las cuales hubo muchas desde que ganó Wimbledon a los 17 años, habían pasado factura. La prueba de que no podía continuar con la rutina diaria se produjo en el Abierto de Estados Unidos el año pasado, dijo Sharapova, cuando 30 minutos antes de un partido necesitó adormecer el dolor en un hombro donde los tendones se habían "deshilachado como una cuerda".

"El solo hecho de salir a la cancha ese día se sintió como una victoria, cuando, por supuesto, debió ser simplemente el primer paso hacia la victoria", escribió al anunciar su retiro. "Comparto esto no para generar lástima, sino para pintar mi nueva realidad: mi cuerpo se ha convertido en una distracción".

Su retiro no fue una sorpresa. El destino se escribió en el Abierto de Australia el pasado enero cuando sufrió una tercera derrota consecutiva de primera ronda en un Grand Slam. Pero una de los mejores competidoras no quería ser vista como si hubiera arrojado la toalla. Ella estaba diciendo adiós.