Deportes

Lleva María Ríos el rodeo en la sangre

La barrilera es campeona estatal en la carrera de barriles juvenil menor en el circuito 2019

Cortesía

Arnoldo Gaytán / El Diario

miércoles, 24 junio 2020 | 06:00

Chihuahua– Con un talento natural para montar caballo es cómo se define a la chihuahuense María Alejandra Ríos Robles, campeona estatal de Rodeo en la carrera de barriles juvenil menor en el circuito 2019.

A sus 13 años, de los cuales más de la mitad los ha dedicado al deporte ecuestre influenciada principalmente por su familia, María es además inteligente y estudiosa, ya que también el año pasado fue ganadora del primer lugar de la olimpiada municipal del conocimiento.

“Me gustan los caballos, adoro a los animales y el rodeo es fascinante y es algo que lo puedo compartir con mi familia y me da la gran oportunidad, la carrera de barriles como una de las suertes donde participan las mujeres”, dijo María Alejandra.

Actualmente su familia está dedicada de lleno a esta disciplina apoyándola en todo momento. Su papá, Gustavo Ríos, es su preparador físico y lleva los programas de entrenamiento, mientras que su mamá Abril también es jinete de carrera de barriles y es la encargada de la enseñanza de la parte técnica.

Su hermano mayor Camilo, campeón nacional de lazo de becerro juvenil mayor, es su entrenador de breakaway, donde apenas está aprendiendo, y es además el preparador de su yegua Ice Flower.

María Alejandra, quien empezó a montar desde los seis años en Colombia y fue hasta el 2016 que inició en el Centro Ecuestre de Chihuahua en la escuela de Ricardo Herrera, quien desde un principio la ha asesorado e impulsado en su carrera, siendo el año pasado que logró sus primeros resultados importantes con el campeonato estatal y por puntuación cuarto lugar en el nacional.

Para su padre, el reconocido preparador físico colombiano Gustavo Ríos, la formación deportiva va de la mano con la formación educativa y uno de sus objetivos es que sus hijos sean ejemplo de constancia y dedicación con máxima exigencia en logro de resultados.

“Está aún chica, esperemos se defina por el rodeo, una disciplina que lleva en la sangre y donde destaca por qué es talentosa, aferrada y agresiva, y por lo pronto estos tres meses de confinamiento nos hemos mantenido activos con correcciones y ajustes de trabajo técnico y físico para estar listos cuando reinicie temporada”, dijo su padre.