PUBLICIDAD

Deportes

Karim Hernández, un impulsor del taekwondo en la frontera

El entrenador ganó el premio Promotor del Año de Ciudad Juárez 2022

Eduardo Morán / El Diario

viernes, 25 noviembre 2022 | 06:00

Marco Tapia / El Diario

PUBLICIDAD

Desde niño, Karim Hernández siempre tuvo el gusto por las artes marciales, inspirado y motivado en aquellos años por el boom de películas como Karate Kid, las que protagonizaban de Jean-Claude Van Damme y Chuck Norris, y hasta las Tortugas Ninja, además de videojuegos como Street Fighter y Mortal Kombat.

Así, en 1994 cuando tenía 12 años de edad empezó a entrenar taekwondo con Bogar Villalpando. Siete años después, Karim abrió su propia escuela en un pequeño espacio y apenas el jueves pasado fue elegido como el Promotor Amateur Deportivo del Año, además de su academia, Karim Taekowndo, fue reconocida como Equipo Amateur del Año.

PUBLICIDAD

“Este 2022 había resultados muy buenos para una nominación como entrenador del año, que el año anterior ya me había tocado ganarla, sin embargo, sí era un sueño personal el Promotor Deportivo por todo lo que hemos hecho como asociación estatal, por todos los viajes, por todos los recursos que hemos estado destinando a los atletas, y pues la verdad que sí lo veo como un logro personal y también del equipo que es la Asociación Chihuahua”, declaró Karim Hernández.

“En cuanto al Equipo Deportivo, pues también como escuela todo el año estuvimos de arriba abajo, estuvimos yo creo que en más de ocho estados de la república compitiendo tanto con categorías menores como con el grupo de alto rendimiento de los cintas negras. Este año también tuvimos visita a Colombia, así que fue eso lo que nos motivó a inscribirnos como Equipo Deportivo del Año, con la sorpresa que logramos ganar esa categoría”, agregó.

Hace ya más de 20 años, cuando Karim estaba por terminar la prepa, y todavía como alumno de Villalpando, se le presentó la primera oportunidad de estar frente a un grupo y ahí se dio cuenta de que le gustaba dar clases, especialmente de enseñarle esta disciplina a los niños.

“Mi profesor, y le mando un saludo, Bogar Villalpando, con él inicié por allá de 1994 más o menos, después ya hasta el 2001 fue cuando yo empecé con mi escuela, él ahorita ya no está en activo, pero le mandamos un saludo”.

En aquel entonces, recuerda Hernández, había un mercado muy virgen en las artes marciales en el estado, por lo que empezaron a ver muchas cuestiones donde podían innovar. Al mismo tiempo que abre su escuela, estudiaba Ciencias de la Comunicación, así que lo aprendido en cuanto a marketing y publicidad lo aplicó en su naciente negocio.

Karim no olvida la energía que sintió la primera vez que estuvo frente a un grupo para dar un calentamiento, momento en el que supo de inmediato que quería dar clases.

“Cuando empecé con mi escuela siempre tuve el ideal de ser los mejores, de ser los número uno, de que los atletas crecieran y en base a eso siempre hemos buscado el desarrollo, nunca hemos estado estancados, nunca hemos estado en el conformismo únicamente de dar clases, sino siempre buscar proyección, desarrollo y resultados”.

En el 2001, la primera escuela de Karim estaba ubicada en la avenida Morelia de la colonia Eréndira, nueve años después se cambió al Paseo de la Victoria frente a la Carta Blanca, donde duraron 10 años y desde hace tres años tiene sus instalaciones en la calle Ixcoatl y Panamericana.

“Esa ha sido nuestra evolución, pasamos de una alfombrita de cuatro metros a un espacio ahorita de más de 60 metros cuadrados”.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search