Deportes

Jugadores y entrenadores de NBA se arrodillan antes de reapertura

Liga da fuerte y poderoso mensaje en duelo entre Jazz y Pelícanos

Associated Press

Associated Press

viernes, 31 julio 2020 | 06:00

Lake Buena Vista, Fla.- Los jugadores afroamericanos estaban enseguida de los jugadores anglosajones. Los entrenadores de un equipo estaban enseguida de sus compatriotas del lado opuesto. Muchos colocaron el brazo en el hombro del que estaba enseguida, algunos cerraron sus ojos y unos cuantos alzaron los puños.

La NBA dio un fuerte y poderoso mensaje durante la noche de su reapertura.

Cuando se trata de exigir un cambio, la Liga ha permanecido unida –y este jueves, el Jazz de Utah y los Pelícanos de Nueva Orleans demostraron eso al no mantenerse de pie.

Se trató de una imagen sin precedentes de la Liga en momentos sin precedente: El Jazz y los Pelícanos se pusieron de rodillas uno al lado del otro para escuchar el himno nacional, siendo una manera de unirse a las voces de los que exigen justicia e igualdad racial en la sociedad.

La NBA tiene una regla que data de principios de los años 1980, decretando que los jugadores deben permanecer de pie durante el himno nacional, y el comisionado Adam Silver anunció rápidamente que esa política estaba siendo ajustada.

“Yo respeto el acto unificado de nuestros equipos de hacer una protesta pacífica en favor de la justicia social y bajo estas circunstancias únicas no vamos a aplicar la regla que requiere que todos debemos estar de pie durante nuestro himno nacional”, comentó Silver, quien observó el partido desde una suite cubierta con plexiglass debido a que no está en cuarentena y no puede estar junto a los jugadores y entrenadores que están viviendo dentro de la llamada burbuja de la NBA, como en el Mundo de Walt Disney.

Los entrenadores Alvin Gentry de Nueva Orleans y Quin Snyder de Utah, estaban uno enseguida del otro y pusieron su brazo en el hombro del otro.

La escena, que ocurrió cuando los equipos estaban alineados a lo largo de la lateral más cercana en donde fueron pintadas las palabras “Las Vidas de los Afroamericanos Importa” en la cancha, fue la primera de lo que se espera sean muchas demostraciones de un día de partido silencioso de jugadores y entrenadores que se arrodillan para llamar la atención sobre muchos temas –la brutalidad policiaca seguidas de la muerte de Breonna Taylor y George Floyd, entre otros, ocurrida en los últimos meses.