Deportes

Juegos de Tokio podrían no ser ‘convencionales’

El futuro de la cita olímpica aún ofrece más preguntas que respuestas

Associated Press

Associated Press

sábado, 16 mayo 2020 | 06:00

Tokio.- Casi dos meses después del anuncio del aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio, el director general de su comité organizador, Toshiro Muto, dijo el viernes que no podía ofrecer una estimación del costo que tendrá el retraso hasta 2021.

Las cifras reportadas por medios japoneses oscilan entre los 2 mil y los 6 mil millones de dólares y se espera que la mayoría de los gastos que se acumulen sea sufragada por entidades gubernamentales.

Aunque fue impreciso sobre la cifra final y quién la abonará, Muto dejó algo muy en claro durante la conferencia de prensa vía Internet.

“Los Juegos que tendremos dentro de un año podrían no ser los mismos Juegos Olímpicos y Paralímpicos convencionales que hemos conocido”, subrayó.

Muto planteó ideas sobre recortes en varios aspectos, aunque el único objetivo específico que mencionó fue el relevo de la antorcha.

“Estamos evaluando todas las áreas posibles”, afirmó. “Es momento de que todos revisemos cuáles son los elementos esenciales de los Juegos. ¿Qué es lo imprescindible?... Creo que podríamos crear unos nuevos Juegos Olímpicos y Paralímpicos, algo que sea único de Tokio”.

El futuro de la cita olímpica de Tokio aún ofrece más preguntas que respuestas.

¿Cómo se alojarán los 11 mil deportistas olímpicos y los 4 mil 400 paralímpicos en la Villa Olímpica? ¿Los espacios reducidos serán seguros? ¿Cómo se trasladarán a Tokio? ¿Cómo entrenarán y clasificarán los deportistas? ¿Y qué pasará con los miles de trabajadores y jueces para los partidos?

¿Habrá público o será sólo un evento televisado? ¿Qué pasará con los millones de boletos que ya se han vendido? ¿Habrá reembolsos? ¿Habrá una vacuna para el coronavirus para entonces? ¿Tendrán los deportistas, jóvenes y sanos, prioridad para recibir la vacuna?

Muto habló un día después de que el Comité Olímpico Internacional reconoció que habría previsto un costo extra de 800 millones de dólares por la postergación de los Juegos. La institución dispondrá de 150 millones de dólares para préstamos a los comités nacionales y federaciones deportivas, algunas de las cuales tienen pocas fuentes de ingresos más allá de los Juegos.

Sin embargo, el COI no ofreció detalles sobre el destino de los otros 650 millones.

Muto dijo tampoco saberlo, o al menos no quiere decirlo.

“Respecto al desglose de la manera en que este dinero será usado, el COI ha señalado que es demasiado pronto para saberlo”, indicó Muto. “Por lo que nosotros en el comité organizador no tenemos idea de todos los detalles sobre la manera en que este dinero será invertido”.

El elevado costo de los Juegos sin duda será un tema polémico dado que Japón, al igual que muchos países, enfrenta una profunda recesión a raíz de la pandemia del nuevo coronavirus.

Los organizadores y agencias gubernamentales japonesas están obligados a cumplir un Contrato de Ciudad Sede firmado en 2013 para cubrir la mayoría de los costos de los Juegos. Cuando obtuvieron la sede olímpica hace siete años, las autoridades de Tokio afirmaron que los Juegos costarían poco más de 7 mil millones de dólares.

El Gobierno de Tokio ahora revela que está gastando 12 mil 600 millones de dólares en la organización de la justa, pero un reporte de una auditoría gubernamental del año pasado sostuvo que la cifra real es casi el doble.

Todo excepto 5 mil 600 millones de dólares proviene de dinero público.

Muto dijo que los organizadores siguen tratando de garantizar que las 43 sedes olímpicas estén disponibles el próximo año, y tienen la esperanza de mantener el mismo programa de eventos una vez que los Juegos sean inaugurados el 23 de julio de 2021.