Invaluable herencia

Adepto a la disciplina y el éxito, Javier López padre transmite los secretos de las artes marciales a su homónimo hijo, quien trasciende en este deporte

Eduardo Morán / El Diario
jueves, 13 junio 2019 | 06:00
Alejandro Martell

Javier López, padre e hijo del mismo nombre comparten algo más que un lazo familiar: los une la práctica de las artes marciales, a lo que se han dedicado prácticamente durante toda su vida y que les ha dejado triunfos y recompensas en diferentes torneos, pero además la satisfacción, para el papá y entrenador, de ver cómo han triunfado en lo deportivo y en lo profesional, tanto su hijo como muchos otros alumnos que han pasado por su escuela.
“Yo me dedico a esto de las artes marciales porque es mi pasión, el deporte es mi pasión, es lo que más me gusta, esto no tiene precio, formar niños, formar jóvenes, que algún día los ves como gente exitosa, y sobre todo ser uno parte de eso, no tiene precio”, comenta el mayor de los López , de cuya escuela han surgido alumnos con experiencia en eventos nacionales e incluso mundiales.
“De nuestra academia tenemos dos que han asistido a mundiales, Carlos Alberto Escobar, que es una persona muy exitosa ahorita, que ya hizo su doctorado, entonces es algo muy bonito, es parte que me siento yo de ahí porque conviví tantos años con él y mi hijo Javier Iván López que también ya fue mundialista y ahorita está estudiando en la UACJ.”
López padre agrega a su lista de triunfos el premio ‘Luchador Olmeca’, que se otorga a atletas y entrenadores que han tenido un logro importante.
“Tuvimos cuatro años el campeonato nacional, lo recibimos como un equipo, en conjunto, con la selección Chihuahua, fue mitad selección Chihuahua y mitad Juárez.”
Javier Iván, el menor de los López y que desde los tres años de edad entrena con su papá, se dedica por ahora a la modalidad del sanda, que combina box, derribes y pateo.
“Empecé desde los tres años con lo que es el karate, hice mi cinta negra a los 11 años y obtuve un dan. Estuvimos peleando full contact, kick boxing y actualmente con esto, que es el sanda”, dijo Javier Iván.
-¿Qué te han dejado las artes marciales?
“Pues más que nada dentro de la vida ha sido mucha disciplina, tener siempre los valores presentes y ser un ciudadano de bien, lo que te lleva a no consumir cosas que no debas y ser enfocado en lo que haces, en la escuela, en el día a día”, respondió el también estudiante de Administración de Empresas en la UACJ.
-¿Qué le has aprendido a tu papá?
“Siempre lo hemos visto como un ejemplo en lo que es su 1forma de ser, él es una persona muy tranquila, que siempre nos ha enseñado mucho sobre el autocontrol, sobre los valores, no meternos en problemas y dentro de la carrera deportiva él siempre me ha motivado, en la derrotas él siempre me ha levantado, gracias a él sé lo que sé”, dijo.
-Fuera del gimnasio, ¿cómo es como papá?
“Un excelente padre, no lo cambiaría por nada, siempre él y mi mamá han mantenido una familia muy unida, somos cinco en mi familia y siempre hemos sido muy unidos, siempre ha sido un hogar con mucho amor y pues es un excelente padre que siempre nos ha cuidado bastante”, afirmó.