Honran al campeón

Medias Rojas alzan banderín de la Serie Mundial

Associated Press
miércoles, 10 abril 2019 | 06:00
Associated Press

Boston.- Diez trofeos.
Los Patriotas de Nueva Inglaterra llevaron sus seis trofeos de Super Bowl al Fenway Park ayer para ayudar a los Medias Rojas de Boston a celebrar su nuevo cetro de la Serie Mundial, y presentar un nuevo banderín delante del Monstruo Verde por cuarta vez en 15 años.
“Recuerdo mi primera vez, cuando llegué en el 2000, todo el mundo hablaba sobre la maldición. Nunca pensamos en la maldición”, dijo Manny Ramírez, el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial de 2004, la que acabó con la sequía. “Llegamos, ganamos dos, y ahora ellos han ganado otros dos. Es increíble. Cuando ves estos trofeos, entonces te das cuenta de que valió la pena, el venir aquí”.
Los exastros de los Medias Rojas Pedro Martínez, David Ortiz e incluso Curt Schilling entraron al terreno antes del partido inaugural de temporada en casa contra los Azulejos de Toronto, cuando se les entregaron los anillos de la Serie Mundial a los campeones de 2018. Entonces, Rob Gronkowski y Julian Edelman, el Jugador Más Valioso del Super Bowl, encabezaron a una decena de Patriotas –portando un sexteto de trofeos Lombardi– a la lomita para el primer lanzamiento ceremonial.
Todo ello ayudó a alegrarles los corazones a los fanáticos de los Medias Rojas que esperaron pacientemente durante la ceremonia de una hora por el regreso de los campeones defensores a sus predios tras un pobre comienzo de campaña de 3-8 como visitantes.
La espera se acabó.
Han pasado más de tres meses desde que Boston tuvo la oportunidad de celebrar un título deportivo, cuando los Patriotas vencieron a los Carneros de Los Angeles en el Super Bowl. Eso coronó una serie de 12 títulos deportivos desde 2001 –los Bruins en hockey y los Celtics en la NBA ganaron uno cada uno– para una ciudad que una vez se consideró maldecida.
La ceremonia de los Medias Rojas fue más moderada que las previas, especialmente la de 2004 que puso fin a 84 años sin cetros en el beisbol.
Primero los cuatro banderines de Serie Mundial que marcaron los títulos de los Medias Rojas desde inicios del siglo XX fueron colgados sobre el gigantesco muro en el jardín izquierdo. Fueron pronto cubiertos por los cuatro de los 2000.
Martínez, Mike Lowell, el JMV del clásico de 2007, y Ortiz, el MVP en 2013, llevaron los trofeos. Entonces, el equipo de 2018 comenzó a llenar la alfombra roja para recoger los anillos del campeonato cerca de segunda base, donde fueron felicitados por los dueños, los entrenadores del equipo y el comisionado de las Grandes Ligas Rob Manfred.
Cada anillo tiene 185 diamantes, rubíes y zafiros por un total de 15 quilates. La parte interior tiene la firma y el apodo del jugador, junto con la fecha del 28 de octubre de la victoria y el lema: “Hecho el daño”.
El piloto puertorriqueño Alex Cora encabezó la marcha de los coaches por la alfombra roja. David Price, que ganó el 2do juego de la Serie Mundial y entonces el 5to y decisivo contra los Dodgers, fue el primero en recibir su anillo.

Azulejos estropean debut
Por doquier en el Fenway Park, los Medias Rojas colocaron adornos conmemorativos de su título más reciente, para disputar su primer juego en casa desde la coronación en la última Serie Mundial.
Pero nada de eso impidió otro tropiezo por parte de un equipo cuyo desempeño no se asemeja en nada al mostrado por Boston el año pasado.
Chris Sale permitió que un corredor de Toronto se robara el home, y los Azulejos derrotaron ayer 7-5 a los Medias Rojas de Boston para estropearles su primer juego de la temporada en el Fenway Park y su fiesta por el título.
El encuentro resultó histórico. Fue la primera vez que dos managers nacidos en Puerto Rico se enfrentaron en un duelo de las mayores: Charlie Montoyo de Toronto y Alex Cora de Boston.
“Fue un momento especial”, comentó Montoyo.
Cora consideró que el hito ilustra un momento promisorio para los pilotos con raíces en la isla, a fin de que obtengan más oportunidades en las Mayores. Dave Martínez, manager de los Nacionales de Washington, nació en Nueva York de padres boricuas.
“En un momento, antes de que me contrataran acá, no había managers puertorriqueños”, rememoró Cora. “Y de pronto, tenemos tres de 30. Es una buena proporción”.
El éxito obtenido por Cora el año pasado seguramente ha alentado la búsqueda de pilotos boricuas. Pero el desempeño actual de los Medias Rojas lo preocupa.

Indios 8, Tigres 2
Detroit.- Corey Kluber se apuntó su primera victoria de la victoria en su tercera apertura, ayudado con la descarga de cuatro jonrones por parte de Cleveland para que los Indios derrotasen 8-2 a los Tigres de Detroit.
Los Indios ganaron su quinto en fila. Detroit venía de ganar cinco seguidos.
Kluber (1-2) toleró una carrera limpia en seis innings. El dos veces ganador del Cy Young, que tuvo marca de 20-7 la pasada temporada, recetó ocho ponches.
Leonys Martín, Brad Miller, Roberto Pérez y Jake Bauers, quienes amanecieron bateando por debajo de .200, conectaron sus primeros jonrones de la campaña. Cleveland sólo había disparado cuatro cuadrangulares este año antes de desatar su ataque en el Comerica Park.

Rays 10, Medias Blancas 5
Chicago.- Austin Meadows pegó un jonrón y estableció el máximo de su carrera con cuatro imparables, el venezolano Avisaíl García conectó un cuadrangular contra su equipo anterior y los Rays de Tampa Bay vencieron 10-5 a los Medias Blancas de Chicago.
Los Rays vapulearon al dominicano Ervin Santana (0-1) y colocaron su marca en 9-3, su mejor inicio en nueve años. Extendieron además un récord del club al asegurar su cuarta serie ganada para comenzar una temporada.
Meadows ayudó a resolver un juego que duró tres horas y 56 minutos. Bateó un sencillo y anotó en la primera entrada, pegó un vuelacerca de dos carreras en la segunda y añadió un sencillo productor durante una cuarta de dos anotaciones, en la cual Tampa Bay cazó a Santana. También recibió una base por bolas con la casa llena en la novena.