Guillén va invicto al Nacional

Viajará a la Ciudad de México para representar a Chihuahua en el Tercer Torneo Nacional de Artes Marciales Mixtas el próximo 31 de agosto

Alfonso Ocón / El Diario
viernes, 12 julio 2019 | 06:00
Alfonso Ocón |

Con un invicto en su poder dentro del octágono, Jesús Guillén viajará a la Ciudad de México para representar a Chihuahua en el Tercer Torneo Nacional de Artes Marciales Mixtas el próximo 31 de agosto.
Luego de comenzar su carrera en el kick boxing, Guillén Mendoza decidió practicar las artes marciales mixtas a partir de los 15 años, aunque por diversos motivos ha tenido momentos en los que dejó de practicar este deporte.
“A mí lo que me mueve, lo que me empuja cuando estoy arriba es mi papá. Cuando tuve mi primer pelea la gané y me dijo que estaba muy orgulloso, nunca me lo había dicho”, comentó el deportista juarense.
El artemarcialista explicó la perspectiva que tiene acerca de este deporte; además aseguró divertirse cuando se encuentra dentro del hexágono en un combate.
“Si no te gusta que te toquen la cara, que te lastimen y el dolor, pues sí es un deporte rudo. Yo lo miro como un arte en lugar de una pelea. Yo me divierto mucho, me estoy riendo porque me gusta”, aseguró el luchador de 20 años.
Jesús Ernesto ha disputado 11 combates en esta disciplina y en ninguna ha conocido la derrota, por lo que su participación en este torneo nacional será como peleador invicto en busca de consagrarse como el mejor del país.
A pesar de no tener derrotas en su récord, el artemarcialista no negó sentir nervios cada vez que pelea, pues es consciente de que el rival tiene el mismo objetivo, imponerse dentro de la reja.
“Los nervios y el miedo de que te peguen nunca se van. Tú no sabes lo que la otra persona está pensando y al igual que tú quiere ganar”, explicó.
La rutina para el peleador fronterizo, quien trabaja en una ferretería, es ir a laborar por las mañanas, salir a las 6 de la tarde para después dirigirse al gimnasio inmediatamente y entrenar hasta las 10 de la noche.
El objetivo de Guillén es lograr acceder a la final de este nacional y así obtener el primero o segundo lugar; aseguró que el tercer lugar para él sería un fracaso.
“Mi papá ya está grande y yo siempre he dicho que mientras mi papá esté yo no voy a perder. Traer a Chihuahua en los hombros ya es más responsabilidad”, declaró el peleador de 1.78 metros y 83 kilogramos.
La aventura en este nacional para Jesús comienza el 30 de agosto, día que viajará a la capital del país para combatir el 31 del mismo mes y el 1 de septiembre.