Goff y la eléctrica ofensiva de los Carneros no logran despegar

El mariscal fue derribado en cuatro ocasiones

Associated Press
lunes, 04 febrero 2019 | 06:00

Atlanta— Jared Goff y la eléctrica ofensiva de los Carneros de Los Angeles no logran despegar en el Super Bowl.
La actuación de 19 de 38 pases de Goff para 229 yardas con una dolorosa intercepción en el último cuarto jugó un enorme papel en la derrota de 13-3 de los Carneros ante los Patriotas de Nueva Inglaterra anoche.
El mariscal recibió un abrazo de consolación de parte del entrenador Sean McVay en los últimos minutos luego que el formidable año de Los Angeles terminaba con una actuación que no se parecía en nada a lo que el equipo ha demostrado en las últimas dos temporadas. El Super Bowl fue para los Carneros el partido con la puntuación más baja bajo el mando de McVay, y casi podría decirse que ciertamente el peor.
La racha de dos años de los Carneros terminó en una actuación extraña y anticlimática en el Estadio Mercedes-Benz con su más bajo puntaje en sus 36 partidos bajo el mando del entrenador de 33 años.
Los fans casuales del futbol, que nunca habían visto a los Carneros durante los últimos dos años no tienen ni idea de cómo este equipo llegó al Super Bowl después de ver esta tentativa e inconsistente actuación.
Y aunque la culpa no es toda de Goff, el mariscal de 24 años de Los Angeles tuvo una de las más difíciles actuaciones en la historia del Super Bowl.
La habilidad de Goff para ejecutar las innovaciones ofensivas de McVay y sagaces jugadas llevó a los Carneros de vuelta al Super Bowl por primera vez en 17 años. Sus momentos más álgidos fueron sorprendentes, pero sus malos momentos fueron desalentadores –y este pareció ser uno de sus peores partidos.
Goff no pudo tomar ni una consistente decisión en torno a sus lanzamientos al ir contra la formidable y avariciosa defensa de los Patriotas, y la intercepción de su pase cerca de la zona de anotación de Nueva Inglaterra destrozó las esperanzas de los Carneros en conseguir el touchdown del empate con 4:17 minutos restantes de juego. Fue derribado en cuatro ocasiones y terminó con un rating de mariscal de 57.9.