Ganan Sixers y emparejan la serie

Filadelfia empató la serie 1-1 ante los Nets de Brooklyn en la primera ronda de los playoffs de la NBA

Associated Press
lunes, 15 abril 2019 | 22:00
Associated Press

Filadelfia, Estados Unidos— Ben Simmons recibió una reprimenda de la multitud en Filadelfia.

Con los mismos aficionados de los Sixers que Simmons criticó por abuchearlo en el primer juego de los playoffs ahora enloqueciendo en el segundo partido, Simmons se llevó una mano a la oreja derecha justo como el movimiento característico de Allen Iverson para provocar vítores incluso más ruidosos.

Y lo hizo con Iverson a un costado de la cancha de los Sixers.

Simmons sumó 18 puntos, 12 asistencias y 10 rebotes, y Filadelfia tuvo una respuesta para los incómodos Nets de Brooklyn en una victoria el lunes 145-123 para emparejar su serie de playoffs de la Conferencia Este.

Simmons tuvo un primer juego desastroso, en la cancha con nueve puntos y desde una perspectiva de relaciones públicas al criticar a los aficionados por abuchearlo durante un partido en que los 76ers realmente nunca fueron rival. Se retractó al siguiente día en la práctica y nunca dio a los 20.591 fanáticos otra oportunidad de hacer algo que no fuera aclamarlo en el segundo partido.

Simmons mostró la forma de All-Star que ayudó a conducir a los 76ers a 51 triunfos, y fue agresivo desde el inicio. Aprovechó su tamaño y velocidad para atacar la línea y anotó 16 puntos en la primera mitad, y luego puso el juego fuera de alcance en el tercer cuarto.

Los Sixers decidieron el juego con una racha de 14-0 para empezar la segunda mitad y ampliaron su ventaja a 20 unidades con un robo de Simmons y enceste en rompimiento rápido. Con los aficionados de pie, Simmons recibió una ovación cuando se llevó la mano a la oreja derecha justo como Iverson hacía en su mejor momento.

Iverson y su excompañero en Filadelfia, Dikembe Mutombo, asistieron al juego y lanzaron playeras hacia la multitud.

Si Mutombo hubiera jugado este partido, los Nets seguramente habrían recibido uno de sus característicos “no” con el dedo índice.

Los Nets colapsaron en la segunda mitad, superados en juego e intensidad tanto como esperaban expertos y apostadores, eran desfavorecidos por 7.5 puntos para el segundo juego.